Duro Felguera pacta con la banca su refinanciación

efe OVIEDO

ACTUALIDAD

Manifestación de los trabajadores de Duro Felguera en Oviedo

El acuerdo definitivo está condicionado a la ampliación de capital y deberá ser ratificado por el consejo de administracion

05 may 2018 . Actualizado a las 13:20 h.

La compañía de bienes de equipo Duro Felguera ha obtenido el respaldo de los bancos con los que estaba negociando su plan de refinanciación que estará condicionado a que la empresa lleve a cabo una ampliación de capital por 125 millones.

En un hecho relevante comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa señala que la propuesta que ha recibido de las entidades financieras cuenta con el respaldo de más del 75% de los bancos con los que mantenía la negociación.

La propuesta será analizada por el consejo de administración de Duro Felguera en su próxima sesión y está condicionada a la aceptación por parte de este órgano y a nuevas adhesiones de entidades financieras, que espera recibir durante la próxima semana.

Antes de la ampliación de capital se realizaría una operación de ajuste patrimonial y, de acuerdo a lo previsto en la refinanciación en curso, un ajuste de deuda que acabará fijando la deuda en niveles sostenibles en el entorno de 85 millones de euros, con una fecha de vencimiento a cinco años, y líneas de avales para nuevos proyectos por un total de hasta 100 millones de euros.

Además se emitirán obligaciones convertibles en dos clases «A» y «B», con un plazo máximo de cinco años que serán suscritas y desembolsadas por las entidades financieras mediante la conversión de deuda por 233 millones de euros.

Ambos instrumentos otorgarán a las entidades suscriptoras, como único recurso frente a la Sociedad, la conversión en acciones de nueva emisión, cuando se produzcan los supuestos de conversión y en los plazos establecidos.

El límite máximo conjunto de conversión en capital social de Duro Felguera será del 6% para las obligaciones de la clase «A» y del 29% para las obligaciones de la clase «B», un proceso que, según la empresa y a expensas del resultado final de la ampliación de capital, garantizaría su estabilidad y viabilidad futura así como el mantenimiento «del mayor número de puestos de trabajo posible».

Esta operación de ajuste patrimonial viene determinada por los resultados adversos de los ejercicios 2015, 2016 y 2017 que llevaron a Duro a un fuerte desequilibrio patrimonial que será restablecido con la aplicación de las operaciones incluidas en el acuerdo de refinanciación y la ampliación de capital mencionada.