Trump impide que su candidata a la CIA se retire por estar implicada en torturas

La apoyó a través de Twitter: «¡A ganar Gina!»


Nueva York | Corresponsal

Después de un largo fin de semana de conversaciones telefónicas con Donald Trump, Gina Haspel ha decidido presentarse a su audiencia de confirmación en el Comité de Inteligencia del Senado como nominada para dirigir la CIA en sustitución de Mike Pompeo, actual secretario de Estado). «En estos tiempos peligrosos, tenemos a la persona mejor cualificada, una mujer, que los demócratas quieren fuera por ser demasiado dura con los terroristas. ¡A ganar Gina!», la apoyó el presidente en Twitter.

Las dudas de Haspel comenzaron la semana pasada durante los interrogatorios a los que le sometieron varios asistentes de la Casa Blanca para preparar sus intervenciones. La preocupación surgió por el pasado de la nominada y su papel en un antiguo programa de la CIA para detener e interrogar a sospechosos de Al Qaida en prisiones secretas en el extranjero. Una de ellas, la de Tailandia, fue dirigida por la propia Haspel quien además ordenó destruir cintas de vídeo que documentaban las torturas que allí se practicaban a través del ahogamiento simulado o waterboarding. Fue precisamente el temor a que este proceso dañase la reputación de la agencia lo que provocó que el viernes Haspel ofreciese su retirada.

Su oferta generó tal desconcierto que el sábado por la mañana la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders y el director de asuntos legislativos, Marc Short, se presentaron en la sede de la agencia en Langley para convencerla de que continuase con el proceso. «No hay nadie más cualificado para convertirse en la primera mujer en dirigir la CIA que la veterana con más de 30 años de experiencia, Gina Haspel», manifestó Sanders en la red social preferida del magnate. Sin embargo, y a pesar de varias horas de conversación, los funcionarios no lograron convencerla y tuvo que ser el propio presidente el que hablase con ella para que no tirase la toalla.

La nominación de Haspel había obtenido un amplio apoyo de los veteranos de la CIA, incluidos ex funcionarios de la Administración Obama. «Aquellos que conocen a la verdadera Gina Haspel la apoyan casi de manera unánime», dijo el portavoz de la agencia, Ryan Trapani. Se espera que Haspel enfrente preguntas difíciles sobre su papel en el programa de interrogatorios que surgió tras los atentados del 11-S.

Durante la campaña presidencial, Trump dijo sin pudor estar a favor de estas prácticas, aunque meses después aseguró haber reconsiderado su postura basándose en el consejo del secretario de Defensa, James Mattis, quien ve dichos métodos «innecesarios». Haspel defendió recientemente que rechazaría cualquier gestión para restaurar el cuestionado sistema de interrogatorios, una postura que, se espera, sea la que defienda en la Cámara Alta.

Desiste de ir a la inauguración de la Embajada de EE.UU. en Jerusalén

El acto estaba previsto para el próximo lunes

Después de insinuar varias veces su asistencia, el presidente Donald Trump no estará al final el 14 de mayo en la inauguración de la nueva Embajada de Estados Unidos en Jerusalén. En su lugar irán su hija Ivanka y su yerno, Jared Kushner, junto con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el secretario de Estado adjunto, John Sullivan.

La decisión de trasladar la misión diplomática desde Tel Aviv a la ciudad santa, y por tanto el reconocimiento explícito de Jerusalén como capital de Israel, es una de las señas de identidad de la política exterior de la Administración Trump, rompiendo con décadas de diplomacia estadounidense y consenso internacional en el conflicto árabe-israelí. La presencia de Trump en el acto de apertura habría enfurecido aún más a los palestinos y sus aliados árabes. Sin embargo, el presidente dejó la puerta abierta hace tan solo unas semanas: «Puede que vaya».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Trump impide que su candidata a la CIA se retire por estar implicada en torturas