La CUP decide abstenerse y facilitará la investidura de Quim Torra

Los anticapitalistas avisan que «no facilitarán la gobernabilidad» y recalcan su rechazo al candidato

La CUP anuncia una abstención que permitirá a Quim Torra ser elegido presidente de la Generalitat Exigirán a Torra "hechos" para poner en marcha un "proceso constituyente" y "la república"
AFP

La CUP mantendrá su abstención en la investidura del candidato de JxCat a la Presidencia de la Generalitat, Quim Torra, por lo que será investido en la segunda vuelta que se celebra este lunes en el Parlament. Lo ha anunciado en un comunicado tras su reunión del Consell Polític y del Grup d'Acció Parlamentària (GAP), en el que han explicado que la CUP «no bloqueará la formación de un nuevo Govern, manteniendo sus cuatro abstenciones, sin garantizar la governabilidad, haciendo una oposición activa durante la actual legislatura». 

Los cupaires aseguran que han tomado esta decisión «ante un momento complejo, marcado por la represión y la vulneración de derechos políticos y civiles por parte del Estado español». Ha reiterado que el programa de Govern de JxCat y ERC «no avanza en la construcción de medidas republicanas ni sociales, que respondan a los derechos y necesidades de la clase trabajadora y del resto de clases populares», por lo que aseguran que pasarán a hacer oposición activa. En este nuevo rol pretenden trabajar para generar un nuevo ciclo del independentismo «que reformule y ensanche alianzas y complicidades, construyendo unidad popular republicana, para poder llegar a abrir un nuevo ciclo rupturista y de autodeterminación», y construir una república que garantice los derechos sociales y civiles. Con la abstención de los cuatro diputados cupaires, la investidura de Torra prosperará, ya que obtendrá la mayoría simple necesaria al tener más votos favorables -los 66 de JxCat y ERC- que contrarios -los 65 de Cs, PSC, comuns y PP-.. 

La portavoz del secretariado nacional de la CUP, Laia Estrada, ya aseguraba esta mañana que la decisión que tomaría el Consell Polític sobre la investidura del candidato Quim Torra «va a ser, siempre y claramente, buscando garantizar que se obedezca el mandato del 1 de octubre». «Los discursos que oímos ayer difieren mucho de los previos y es un síntoma positivo», ha dicho la portavoz sobre las valoraciones políticas que tuvieron lugar ayer durante el pleno de investidura de Torra, y ha añadido: «Tomamos nota y velaremos para que lo que oímos ayer sea lo que finalmente se termine desarrollando».

La CUP, un pequeño partido con enorme peso

La CUP es un pequeño partido anticapitalista y separatista con un puñado de diputados en el Parlamento catalán, pero que ha desempeñado un papel decisivo en momentos clave del movimiento secesionista catalán. En los los últimos eses militantes de la CUP han animado a los llamados Comités de Defensa de la República, grupos radicales que han mantenido la agitación callejera con protestas. La apuesta combativa de la CUP parece darles réditos: la formación pasaría de 4 a 11 diputados en unas eventuales elecciones, según un sondeo divulgado el viernes, que dibujó el perfil de sus votantes: en su mayoría jóvenes (alta representación en los tramos de 18 a 49 años), nacidos en Cataluña (90 % contra el 67 % del total del censo) y con nivel elevado de estudios (casi 50 % al menos universitarios).

Ya los diputados de la CUP, necesarios para que los independentistas impongan su mayoría, mostraron su poder en el 2016, cuando forzaron la renuncia del entonces presidente catalán conservador Artur Mas a favor de Puigdemont. Meses después, este último debió hacer frente a una revuelta de la formación por los presupuestos regionales que casi hace caer su gobierno.

Defensores de la ruptura

Nacido a finales de 1980, este movimiento ciudadano que toma todas sus decisiones en asambleas municipales llegó por primera vez al Parlamento catalán en el 2012 con tres diputados. Al calor de la indignación social por la crisis económica, prometieron ser «el caballo de Troya de las clases populares». En las regionales de septiembre del 2015 la CUP triplicó su representación, con 337.794 votos (8,21 %) que les otorgaron diez representantes en la cámara catalana de 135 escaños.

El incendiario discurso de investidura de Torra vuelve a poner sobre la mesa el artículo 155

fran balado

Rivera pide a Rajoy que no lo levante y el Gobierno advierte que estará vigilante y que responderá en cuanto se vulnere la legalidad

Albert Rivera continuó ayer con su campaña para que Rajoy mantenga activo el 155 una vez que se constituya un Gobierno en Cataluña. Coincidiendo con la primera sesión del pleno de investidura de Quim Torra, el líder de Ciudadanos cargó contra el «incendiario» discurso del candidato a presidir la Generalitat, que consideró toda una declaración de intenciones de que se saltará la legalidad: «Evidencia que no cumplirá la Constitución. Rajoy debe rectificar: no levantemos el 155 hasta poner fin al proceso separatista», publicó en su Twitter.

Mañana se celebra la segunda votación del pleno, en la que a Torra le podrían salir las cuentas para ser investido presidente de la Generalitat, instante en el que decaerá el 155. Tal y como establece el acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos aprobado en el Senado, «se mantendrá vigente hasta que tome posesión un Gobierno salido de las elecciones catalanas», por lo que en el Ejecutivo descartan prolongarlo más allá de esta fecha, ya que de lo contrario estarían incurriendo en una ilegalidad. Otra cosa es que, llegado el momento, en el caso de que el nuevo Gobierno catalán desobedezca la ley, vuelvan a actuar de la misma manera para sofocar el desafío secesionista. Así lo advirtió el viernes Rajoy al referirse al 155 como un artículo de la Constitución, pero también como un precedente.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La CUP decide abstenerse y facilitará la investidura de Quim Torra