Empresarios de Cataluña temen otra fuga de empresas tras la elección de Torra

El presidente de la Cámara de Comercio insta al nuevo dirigente catalán a respetar la ley para recuperar la normalidad


Redacción / la voz

Más de 3.800 empresas han cambiado su sede social de Cataluña a otras zonas de España desde el referendo ilegal del 1-O. Una fuga de sociedades que se había ralentizado en los últimos meses, a raíz de la aplicación del 155, pero que puede volver a acelerarse en el futuro inmediato en respuesta a la elección de Quim Torra como presidente catalán. Así lo teme al menos la asociación Empresaris de Catalunya, que agrupa a empresarios de distinta tendencia ideológica y que preside Josep Bou. Pero no son los únicos preocupados por la investidura de Torra. Dirigentes de los dos principales grupos financieros de origen catalán, La Caixa y Sabadell, destacaron ayer que la elección de Torra los confirma en su decisión de cambio del domicilio social y reiteraron que no se dan las circunstancias políticas para plantearse el regreso.

El silencio de Quim Torra sobre la fuga de empresas en las dos sesiones del pleno de investidura ha añadido malestar en el sector empresarial catalán, que ve con preocupación la acumulación de indicadores negativos sobre la evolución de la economía, como las previsiones de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas), que sitúan la comunidad catalana como la segunda que menos crezca de España.

Arrimadas apela a la unidad de la oposición para hacer frente al independentismo

M. E. A.

La líder de la oposición entiende que la investidura de Torra agravará la fractura social y política en Cataluña

El acto de contrición de Quim Torra por sus comentarios y mensajes despectivos contra los españoles y todos aquellos que no son independentistas no logró convencer ayer a los partidos constitucionalistas, que volvieron a la carga con nuevos artículos en los que el recién elegido presidente de la Generalitat considera «bestias» o «colonos» a los catalanes que se oponen a romper con España. «La ideología que defiende es xenofobia y populismo excluyente», denunció la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que apeló a la unidad de toda la oposición para hacer frente el secesionismo. La portavoz liberal mostró su preocupación no solo por que el independentismo haya recuperado las riendas del Ejecutivo catalán, sino porque cree que su desembarco en el Gobierno catalán agravará la fractura social y política que vive Cataluña.

Seguir leyendo

En un comunicado hecho público ayer, advierte que la elección de Torra, con un perfil «de extrema radicalidad y con tintes xenófobos» y un programa basado «en la ruptura de la legalidad mediante la redacción de una constitución catalana», hace prever «un rebrote de la huida de empresas». Y no solo eso, también temen un nuevo frenazo a la inversión, tanto interior como exterior, derivado de una nueva etapa de inestabilidad política que generará inseguridad jurídica. El impulso de nuevos órganos de gobierno ajenos al marco estatutario, como el consejo de la república, así como la dependencia de la mayoría parlamentaria del apoyo de una formación radical y antisistema como la CUP presagian una legislatura muy inestable.

También el presidente de la Cámara de Comercio de España, Josep Lluís Bonet, mostró su preocupación por la elección de Torra, al que instó a respetar la ley para recuperar la normalidad. El también presidente de Fira de Barcelona y de Freixenet destacó que Quim Torra parte de una premisa que no comparte, en alusión a sus referencias a que como presidente cumplirá el mandato del 1-O, que, según el empresario, «no fue un referendo, sino otra cosa». «Para mí -precisó Bonet-, la legitimidad parte del orden constitucional, estatutario y de la ley».

Primeras concentraciones contra las actitudes xenófobas del presidente de la Generalitat

Diversas asociaciones vinculadas a la izquierda rechazaron ayer la investidura de Quim Torra como presidente de la Generalitat debido a las actitudes «xenófobas» que ha mostrado «a través de escritos y durante su trayectoria», aseguraron a Efe algunos de sus representantes en una concentración en Barcelona.

La convocatoria se realizó a través de las redes sociales. En Barcelona, un centenar de personas se concentraron frente al Arco del Triunfo. Allí corearon consignas como «que no nos divida un presidente xenófobo», «no queremos un presidente fascista» y «catalanes somos todos». La vicepresidenta de Federalistes d’Esquerres, Mireia Esteve, recordó la trayectoria del presidente electo Quim Torra como «activista xenófobo» y lo criticó por «dedicarse a escribir artículos excluyentes con desprecio absoluto hacia los españoles de aquí y del resto de España». También considera incomprensible que el primer acto de Torra sea «irse a Berlín a reunirse con un señor huido como es Puigdemont».

Por su parte, la portavoz de Recortes Cero, Núria Suárez, recordó la importancia de demostrar que desde su asociación no están de acuerdo con las reflexiones xenófobas de Torra, que «no son solo pensamientos expresados en unos tuits».

Críticas de Colau

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que habitualmente ha mantenido una actitud de equidistancia, fue ayer muy crítica con el nuevo presidente de la Generalitat. Calificó los artículos de Torra como profundamente despectivos. «Determinadas consideraciones suponen un peligro para la cohesión social y son insultantes para millones de catalanes. Y en general para toda persona demócrata», aseguró la alcaldesa barcelonesa, quien recordó que su madre nació en Soria y que se trasladó a Barcelona siendo adolescente.

Los escritos de Torra

«Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con moho, contra todo lo que representa la lengua. Están aquí, entre nosotros. Les repugna cualquier expresión de catalanidad. Es una fobia enfermiza. Hay algo freudiano en estas bestias. O un pequeño bache en su cadena de ADN. ¡Pobres individuos! Viven en un país del que lo desconocen todo: su cultura, sus tradiciones, su historia. Se pasean impermeables a cualquier evento que represente el hecho catalán. Les crea urticaria. Les rebota todo lo que no sea español y en castellano»

Artículo titulado «La lengua y las bestias», publicado el 19 de diciembre del 2012 en «El Món»

«El catalanismo ha de basarse en una defensa encarnizada de nuestra identidad y nuestra cultura y del orgullo de ser catalanes. ¿O es que ustedes jugarían a una Catalunya independiente convertida en una inmensa Feria de Abril

Artículo publicado en «El Matí Digital» en el 2012

«España, esencialmente, ha sido un país exportador de miseria, material y espiritualmente hablando. Todo lo que han tocado los españoles se convirtió en fuente de discriminaciones raciales, diferencias sociales y subdesarrollo»

Artículo del 2010 en «El Matí»

«Ante tanto nacionalista de regional preferente, catalanistas al baño maría, tibios y sensatísimos, masoquistas de España en la que se dan una vez y otra, aquí hay gente que ha dicho basta y, cada uno a su manera, combate por unas ideas y un país. Gente que ya se ha olvidado de mirar al sur y vuelve a mirar al norte, donde la gente es limpia, noble, libre y culta. Y feliz»

Artículo en «El Singular Digital»

«La última vez que se vio un ejemplar de socialista catalán fue ya hace muchos años, a mediados de los setenta del siglo pasado. Tenía nombre, llamado Josep Pallach. De hecho, la raza del socialista catalán, que durante la República contó con un rebaño considerable, y unos nombres de prestigio como Serra i Moret o Rafael Campalans, había entrado en un proceso de decadencia ineluctable, con la mezcla con la raza del socialista español. Las esperanzas puestas en el ejemplar Pallach, desgraciadamente, se vieron frustradas por una muerte prematura. Aquello aceleró el final. Los cruces con la raza del socialista español fueron aumentando y aumentando hasta llegar a mutar el propio ADN de los autóctonos. Hoy nada es más igual a un socialista catalán que un socialista español»

En «El Món», el 13 de mayo del 2011

La inteligencia alemana ve injerencias rusas

Patricia baelo

El respaldo al soberanismo catalán se centra en campañas de desinformación y propaganda en la Red

No cabe duda de que a Moscú le interesa una Europa débil y dividida. Las autoridades alemanas han sido las últimas en confirmar que el Kremlin emplea potentes recursos tecnológicos, tales como trolls (especialistas en desinformación) y bots (programas informáticos repetidores) para influir en la opinión pública europea «a través de operaciones secretas y organizaciones radicales o extremistas que son respaldadas con ayuda financiera». Así lo aseguró ayer el presidente de la Oficina Federal de la Protección de la Constitución, el servicio de inteligencia germano, que alertó especialmente sobre Cataluña.

«En el caso de los separatistas catalanes están apoyando su posición mediante actividades de propaganda», pero no con fondos financieros, explicó Hans-Georg Maaßen, quien admitió que no se trata de información de primera mano, sino del fruto de un intercambio con colegas europeos que, sin embargo, suena «muy plausible». La tesis de que Moscú respalda al movimiento secesionista desde la celebración del referendo ilegal del pasado 1 de octubre ha sido defendida por varios medios internacionales, como The Washington Post.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Empresarios de Cataluña temen otra fuga de empresas tras la elección de Torra