La alarma creada en Italia obliga a los populistas a retirar la salida del euro

La filtración del borrador de su acuerdo provocó caídas en la Bolsa y quejas de la UE


ROMa / CORRESPONSAL

«Contrato de Gobierno completo», anunció ayer por la tarde el Movimiento 5 Estrellas, aunque confirmaba que falta todavía el nombre del presidente del Gobierno, tema que tendrán que acordar Luigi Di Maio (M5E) y Matteo Salvini (Liga), al igual que algunos flecos sueltos. El acuerdo final consta de 40 páginas y algo más de 20 puntos en los que han desaparecido algunas cuestiones polémicas que aparecían en el borrador filtrado ayer mismo, como la salida de la moneda única y el referendo sobre la UE, que habían desencadenado un terremoto en los ambientes económicos financieros italianos y en Europa, con la consiguiente caída de la Bolsa de Milán y el aumento del diferencial con Alemania hasta los 150 puntos.

«Estamos buscando una solución política para la jefatura. En los técnicos no creo. Necesitamos que el Gobierno empiece a funcionar y Salvini y yo estamos preparados para quedarnos fuera», explicó Di Maio asegurando que los dos líderes podrían reunirse con el presidente, Sergio Mattarella, «antes del lunes» ya con el texto del acuerdo y el nombre del presidente del Gobierno cerrados. Sobre la polémica desencadenada por el borrador, desde la Presidencia de la República se lanzó un mensaje de calma para tranquilizar a Europa, asegurando que Mattarella «no ve los borradores, sino el texto definitivo, fruto de la responsabilidad de los partidos que cierran acuerdos».

Medidas amenazantes

Medidas como la inmediata salida del euro, la negociación de nuevos tratados y la cancelación de los 250.000 millones de euros de deuda con el Banco Central Europeo eran algunas de las propuestas que aparecían escritas en un texto que rápidamente fue calificado por ambos partidos como superado: «Es un documento viejo, ha sufrido numerosas modificaciones», recalcaron mientras insistían que el texto definitivo estaba casi ultimado.

Europa y el euro serán temas de discusión en un futuro Gobierno que el Financial Times ya ha calificado como la «llegada de los bárbaros», en alusión a las ideas antisistema del M5E y ultraderechistas de la Liga. La respuesta de Salvini no se hizo esperar declarando que para él es mejor «ser bárbaro que siervo» de la política de la Unión Europea y añadiendo que «están usando los trucos de siempre, pero nosotros vamos adelante». Un poco más cauto fue Di Maio, que aseguró que «hemos puesto a punto nuevos procedimientos para el diálogo con la UE», pero matizando que «no seremos subalternos de ningún eurócrata».

Los intentos de tranquilizar a los mercados llegaron ayer también desde Bruselas, donde el comisario de Migración, Dimitris Avramopuolos, insistió en no interferir en la política nacional: «Hay un proceso en marcha y esperamos que Italia tenga un Gobierno que sea un interlocutor también para las cuestiones migratorias». El presidente del Europarlamento, el italiano Antonio Tajani, que además es dirigente de Forza Italia, insistió en que la salida de euro «es peligrosa y es dañina para las familias, el ahorro, los trabajadores y las pequeñas y medianas empresas en toda la UE. El euro hay que reformarlo, no abandonarlo», dijo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La alarma creada en Italia obliga a los populistas a retirar la salida del euro