Encuentran una de las cajas negras del avión que se estrelló en Cuba

Hasta el momento, los especialistas forenses cubanos han logrado identificar a diez de los 108 muertos en el siniestro


Especialistas cubanos han recuperado «en buenas condiciones» una de las cajas negras del avión accidentado el viernes en La Habana, en el que murieron más de 100 personas, y esperan pronto tener acceso al otro dispositivo, explicó este sábado el ministro de Transporte de Cuba, Adel Yzquierdo.

Yzquierdo informó a la televisión estatal cubana sobre la marcha de la investigación en el lugar del siniestro: una zona de cultivo situada a un kilómetro de la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, donde «trabajan intensamente» los investigadores. «Ya una caja negra la tenemos en nuestras manos, en buenas condiciones, en buen estado de conservación, y la otra debemos tenerla en las próximas horas en manos de la comisión creada para analizar las causas del accidente», especificó Yzquierdo.

En el siniestro, ocurrido el viernes, a las 12.08 hora local (seis de la tarde en España), murieron 108 personas -entre ellos varios niños y un bebé- de las 111 que viajaban a bordo del vuelo DMJ-972, que cubría la ruta entre La Habana y Holguín. Durante la madrugada culminó el traslado de los restos de las víctimas hacia el Instituto de Medicina Legal en La Habana, donde esperan familiares de los fallecidos para ofrecer muestras genéticas y pruebas que ayuden en el proceso de identificación. «Tenemos claro el listado de pasajeros, lo vamos a publicar en las próximas horas», adelantó Yzquierdo.

«Había fuego por todas partes»

Milagros L. de Guereño

Un Boeing se estrella en La Habana tras sufrir una explosión en un motor nada más despegar

Solo tres de las 105 personas que viajaban en un Boeing 737-200 de la compañía mexicana Global Air, antiguamente conocida como Damojh, alquilado por Cubana de Aviación, sobrevivieron después de que el aparato se estrellara a las 12.08 de ayer (seis horas más en España) nada más despegar del aeropuerto de La Habana con destino a Holguín, ciudad turística del oriente. Los supervivientes, tres mujeres, se encontraban anoche en estado crítico, con grandes quemaduras, según el Gobierno. Las mismas fuentes señalaron que entre las víctimas mortales se encuentran, junto con ciudadanos de la isla, turistas alemanes e italianos, además de la tripulación, de nacionalidad mexicana. La lista de pasajeros incluía asimismo a cuatro niños, uno de ellos uno de menos de 2 años.

Seguir leyendo

Diez víctimas identificadas

Hasta el momento, los especialistas forenses cubanos han logrado identificar a diez de los 108 muertos en el siniestro. El primer vicepresidente cubano, Salvador Valdés, destacó «el esfuerzo, la dedicación y la profesionalidad del personal de salud y sobre todo de Medicina Legal. Valdés agradeció también las muestras de apoyo y solidaridad con Cuba ante esta catástrofe, uno de los peores desastres aéreos en la historia de la isla.

El avión accidentado, un Boeing 737 alquilado por Cubana de Aviación a la compañía mexicana Global Air, se precipitó a tierra minutos después de despegar, por causas aún sin esclarecer. Entre las más de cien víctimas del siniestro, en su gran mayoría cubanas, hay también una pareja argentina, dos hombres de origen saharaui y una mujer mexicana, a los que se suman los seis miembros de la tripulación de la aeronave, también mexicanos.

Las tres únicas supervivientes, todas mujeres y cubanas, permanecen ingresadas en el hospital Calixto García de La Habana con «pronóstico reservado» y condición estable pero muy grave.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Encuentran una de las cajas negras del avión que se estrelló en Cuba