El «sí» al aborto, con ventaja en el referendo que celebrará hoy Irlanda

El miedo a los votos de la Irlanda rural, ampliamente católica, hacen temer a muchos que termine ganando el no


corresponsal / la voz

El «sí» lleva la ventaja en las encuestas del referendo para erradicar una controvertida enmienda de la Constitución que hizo el aborto ilegal en Irlanda bajo cualquier tipo de circunstancia, incluso en casos de violación o anormalidad fetal. Pero el miedo a los votos de la Irlanda rural, ampliamente católica, hacen temer a muchos que termine ganando el no y se convierta en un nuevo brexit, creando una división en la sociedad. Si la gente vota por el «sí», el Gobierno irlandés legislará un aborto sin restricciones hasta las 12 semanas. La clave del resultado final la tendrán los irlandeses católicos jubilados, que en 1983 votaron por la inserción de la Octava Enmienda, pero que ahora votarían para liberalizar la ley del aborto.

Para muchos irlandeses esta es una oportunidad única en su vida para dar su opinión sobre la ley del aborto. Por eso, no es de extrañar que los residentes en Londres, Berlín y otras ciudades regresaran a casa para participar hoy en esta histórica consulta.

Becas para ir a votar

«Quiero que mi voto cuente», dijo Amy Fitzgerald, de 38 años, que regresó a casa desde Canadá para ir a las urnas para defender el sí. No es la única que volvió a su país para votar. Las universidades de Cambridge, Oxford, Londres y Nottingham pusieron en práctica becas para ayudar a los estudiantes a volar a Irlanda para la histórica cita de hoy.

Se calcula que nueve chicas salen de Irlanda todos los días para abortar en el Reino Unido, mientras que otras tres optan por hacerse con píldoras abortivas de manera ilegal por Internet para interrumpir embarazos no deseados. En total, más de 170,000 mujeres irlandesas viajaron a otro país en busca de un aborto desde 1980. La gran mayoría vinieron a Reino Unido, mientras que otras optaron por Holanda.

El referendo será una de las pruebas más difíciles para el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, desde que llegó al poder hace un año. Este está bajo presión para conseguir un sí decisivo con el que se elimine la Octava Enmienda de la constitución, que actualmente protege «el derecho a la vida del no nacido”.

Dos de los últimos sondeos de opinión publicados mostraron que la campaña del sí aumentaba su ventaja, pero otra tendencia apunta a que el resultado será muy igualado. «Todos estamos un poco nerviosos en este momento porque las encuestas están muy cercanas. Cada voto va a contar y me siento privilegiado de que en Berlín esté lo suficientemente cerca para llegar a casa», dijo Sonja Rohan, una estudiante de posgrado de 24 años.

Tras el escándalo de Cambridge Analítica, para este referendo Google prohibió que aparecieran mensajes pagados relacionados con él en sus servicios, mientras que Facebook los ha permitido, pero solo si son pagados por los activistas irlandeses por la preocupación de que los grupos antiaborto extranjeros estén dirigidos a los votantes.

Lo que ha quedado claro es que en ambos tipos de anuncios, las palabras clave utilizadas son muy diferentes. Por ejemplo, algunas de las usadas con más frecuencia en el lado en contra del aborto incluyen bebé y vida, mientras que la campaña del sí tiende a un lenguaje donde con mayor frecuencia se usan las palabras constitución, país, apoyar y donar.

Durante la campaña, la iglesia católica, que durante mucho tiempo fue una voz dominante en Irlanda, ha quedado relegada a un segundo plano. Los obispos han hecho declaraciones y los sacerdotes han pronunciado sermones, pero su cara activa fue la de jóvenes de 18 a 24 años que se oponen al aborto.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El «sí» al aborto, con ventaja en el referendo que celebrará hoy Irlanda