Morgan Freeman se disculpa tras ser acusado de acoso sexual

«Cualquiera que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que intencionalmente ofendería o haría sentir incómodo», dice el autor tras varias acusaciones

Morgan Freeman, en una imagen de archivo
Morgan Freeman, en una imagen de archivo

Los Ángeles

Morgan Freeman ofreció disculpas el jueves tras varias acusaciones de acoso sexual en su contra, con las que pasó a engrosar una larga lista de celebridades en Hollywood envueltas en este tipo de escándalos.

La cadena CNN reveló este jueves un reportaje basado en 16 testimonios anónimos -ocho de ellos de supuestas víctimas- que describieron la perturbadora conducta del aclamado actor en el set de filmación y en viajes promocionales. «Cualquiera que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que intencionalmente ofendería o haría sentir incómodo», salió rápidamente al paso Freeman, que cumple 81 años la semana que viene, en un comunicado.

«Me disculpo con cualquiera que se haya sentido incómoda o irrespetada, nunca fue mi intención», dijo el ganador del Oscar por «Golpes del destino» y merecedor de otras cuatro nominaciones.

Ocho mujeres acusan al actor Morgan Freeman de comportamiento indebido

EFE

Aseguran que sufrieron tocamientos indeseados y comentarios lascivos sobre su figura y su vestimenta

Ocho mujeres pertenecientes a la industria del cine acusaron este jueves al actor estadounidense Morgan Freeman de comportamiento indebido en un reportaje publicado por la cadena CNN. El relato comienza con una joven asistente de producción que, en el verano del 2015, comenzó a trabajar en el plató de la comedia Going in Style, una cinta protagonizada por Freeman, Michael Caine y Alan Arkin. Lo que creía el trabajo de sus sueños derivó en meses de acoso hacia ella por parte del actor. En su testimonio, acusa al actor de tocamientos indeseados y comentarios sobre su figura y sobre su vestimenta a diario. En una de esas situaciones, Freeman trató de levantarle la falda en varias ocasiones mientras le preguntaba si llevaba ropa interior. Arkin le pidió que parara y Freeman se sorprendió, sin saber cómo reaccionar, según el relato de la mujer. Lo ocurrido llevó a la joven a abandonar la industria del cine. «Eran comentarios constantes sobre mi aspecto», señaló la mujer, que a menudo volvía a casa entre lágrimas.

Seguir leyendo

Desde octubre, cuando estalló el escándalo de abuso sexual en Hollywood con las impresionantes acusaciones de acoso y violación contra el productor Harvey Weinstein --que debe entregarse el viernes a las autoridades en Nueva York--, otras figuras públicas han sido blanco de acusaciones alentadas por el surgimiento de movimientos como el #MeToo y Time's Up.

Los actores Kevin Spacey, Jeffrey Tambor y Steven Seagal también fueron acusados, así como el productor Brett Ratner y el comediante Louis C.K., entre muchos otros famosos. Hollywood trata de mostrar una actitud de tolerancia cero tras la revelación de estos escándalos.

El sindicato estadounidense de actores, SAG, informó a la AFP que estudia retirar un premio honorífico que entregó a Freeman en enero por su trayectoria. «Son afirmaciones contundentes, devastadoras y absolutamente contrarias a todos los pasos que estamos tomando para garantizar un ambiente de trabajo seguro para los profesionales de esta industria», dijo un portavoz. «Cualquier persona acusada tiene derecho al debido proceso, pero nuestro punto de partida es creer en las valientes voces que denuncian incidentes de acoso. Dado que el Sr. Freeman recientemente recibió uno de los honores más prestigiosos de nuestro sindicato (...) estamos revisando qué acciones correctivas pueden tomarse en este momento».

Weinstein comparece hoy ante un juez

Weinstein comparecerá este viernes por primera vez ante un juez para responder a cargos de abusos sexuales, meses después de que decenas de denuncias contra él hundieran su carrera y desataran un fuerte movimiento de repulsa en este tema.

Weinstein, de 66 años, se presentará primero en una comisaría policial de Nueva York para que le tomen las huellas, y posteriormente será trasladado a un tribunal de Manhattan, donde le anunciarán los cargos, según informaron a medios locales fuentes judiciales.

El caso lo está llevando la fiscalía del distrito de Manhattan, a cargo de Cyrus Vance, que de por sí está siendo objeto de una investigación por no buscar el procesamiento de Weinstein cuando recibió denuncias contra él hace varios años.

La fiscalía de Manhattan no ha confirmado oficialmente esa presentación de Weinstein, pero, de acuerdo con fuentes judiciales, el productor de Hollywood se enfrentará en primer lugar a un caso vinculado con un abuso denunciado en 2004. Se trata del caso de la estudiante universitaria y aspirante a actriz Lucia Evans, quien denunció haber sido forzada a practicarle sexo oral a Weinstein durante un viaje de negocios, según aseguró en octubre pasado a la revista The New Yorker.

Pero también se enfrenta a un caso más grave, de violación, que supuestamente fue cometida en 2010 y que sufrió la actriz Paz de la Huerta, un caso que nunca llegó a los tribunales al considerar la fiscalía que no había suficientes pruebas.

La Academia del cine expulsó a Weinstein, además de Bill Cosby y Roman Polanski, todos por faltar al código de conducta de la institución en asuntos vinculados a abusos y agresiones sexuales. -«¿Cual es tu opinión sobre el acoso sexual?» - CNN citó a una joven asistente de producción que sostuvo que fue acosada por el aclamado actor durante meses en el verano boreal de 2015, cuando trabajaba en su comedia criminal «Un golpe con estilo».

«Se la pasaba tratando de levantarme la falda y preguntándome si tenía ropa interior», dijo la mujer. El actor Alan Arkin «llegó decirle que parara y Morgan enfureció», siguió. Esta conducta, según el reporte, no se limitó a esa única película. Citó a una integrante senior de la producción de la película «Nada es lo que parece» (2013) que decía que era regla del equipo «no vestir ninguna blusa que mostrara nuestros senos, no vestir nada que mostrara nuestro trasero» o cualquier ropa ajustada, si Freeman estaba pautado para el rodaje.

Muchas prefirieron no denunciar al actor de «Conduciendo a Miss Daisy» (1989), «Sueños de libertad» (1994), «Seven» (1995) e «Invictus» (2009) por temor a perder su trabajo, una constante en las historias de acoso y abuso en Hollywood.

Una mujer que trabajó en Revelations Entertainment, la casa productora que Freeman abrió con la productora Lori McCreary, dijo que al conocerlo la vio «de arriba a abajo» y luego le preguntó: «¿Cuál es tu opinión sobre el acoso sexual?» «Quedé atónita», dijo a CNN. «Dije tímidamente 'me encanta' con todo sarcástico como tratando de aclarar las cosas porque estaba muy confundida. Ahí se volteó y le dijo a los hombres de la producción: 'ven chicos, así es que se hace'».

La coautora del artículo, Chloe Melas, dijo haber sido también blanco de acoso por parte de Freeman, que una rueda de prensa sobre una película le dijo al ver su barriga de embarazada: «Me encantaría estar allí dentro».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Morgan Freeman se disculpa tras ser acusado de acoso sexual