El Ibex cae un 1 %, lastrado por la moción y los tambores de guerra comercial

El índice, que llegó a subir más del 1 % por la mañana, acabó cayendo otro tanto


redacción / la voz

Ni Rajoy, ni Sánchez, ni Aitor Esteban. Quien decidió este jueves el signo de la bolsa española -y del resto de las europeas, amén de la estadounidense, claro- fue Donald Trump y su enésimo golpe de timón en la guerra comercial que amenaza librar con medio mundo.

Hasta que el controvertido mandatario estadounidense irrumpió en escena con una lluvia de aranceles sobre México, Canadá y la Unión Europea bajo el brazo, la atención en las mesas de operaciones del parqué español se la disputaban la moción de censura de Sánchez contra Rajoy en el Congreso y las noticias que llegaban del frente italiano. Allí los ánimos andaban algo más calmados. Parece que el enésimo giro de los acontecimientos evitará la convocatoria urgente de elecciones y dará paso a otra fase de negociaciones para formar un Gobierno. Una expectativa esta que destierra -al menos, de momento- el fantasma del debate sobre la permanencia o no del país en el club del euro. Aunque, recordaban este jueves los analistas, con Italia nunca se sabe.

Y fue precisamente a esta idea a la que se agarraron las bolsas y la deuda para recuperar el ánimo durante la primera parte del día. A esas horas, cuando en el Congreso español ya se debatía la moción, el Ibex llegó a ganar más de un 1 %, mientras que la prima de riesgo -la brecha que separa al bono español a diez años de su homólogo alemán- seguía mejorando. Las cosas cambiaron a eso de las tres y media de la tarde. Cuando los rumores sobre el apoyo del PNV a Sánchez comenzaron a circular por las mesas de operaciones. Pero es que, justo a esa hora, abrió sus puertas Wall Street. Y lo hizo atenazada por los tambores de guerra comercial que retumban otra vez en el mundo. La Casa Blanca acababa de anunciar que en unas horas desempolvaría el hacha y los aranceles contra la Unión Europea, Canadá y México. A lo que Bruselas no tardó en replicar que no piensa quedarse de brazos cruzados. Que si Trump quiere pelea, la tendrá. Pero esa es otra historia.  

Otra vez la banca

Cuando el mercado patrio cerró sus puertas, el Ibex mostraba un descenso del 1,05 %. Pudo ser peor. En determinados momentos llegó a caer más del 1,5 %. Y todo ello con los bancos otra vez como protagonistas. Primero para tirar del carro de las subidas, y luego para inclinar la balanza del lado de las pérdidas. BBVA, CaixaBank, Bankinter y Santander llegaron a ganar más del 1 % en lo mejor del día, pero al cierre todo eran pérdidas: de entre el 0,75 % de Bankinter y el 3,49 %, que se dejó el Sabadell.  

Preocupación alemana

Peor le fueron las cosas al Dax alemán. Allí anda el Gobierno muy preocupado por si su poderosa industria automovilística acaba ardiendo en las llamas del proteccionismo de Trump. El presidente estadounidense ya amenazó a Merkel con restringir la importación de coches y equipamientos germanos.

París retrocedió un 0,53 %; y Londres, un 0,2 %. En el caso de la bolsa italiana, el día acabó prácticamente en tablas, con un alza del 0,03%, después de haber llegado a subir más del 2 %.  

Un mal mes

Con todo, el Ibex 35 despide mayo con una caída del 5,16 %. Un mal mes plagado de incertidumbres, en el que los inversores han tenido mucho con lo que bregar: desde la ruptura del pacto nuclear con Irán por parte de Estados Unidos y su repercusión sobre el precio del crudo, hasta la resurrección de los peores fantasmas del 2012 por la grave crisis institucional en la que se ha vista inmersa Italia, pasando por el inesperado cambio de Gobierno en España, tras la aprobación de unos Presupuestos que parecían garantizarle a Rajoy la legislatura. Difícil y pesada digestión.

El Ejecutivo blindó al nuevo gobernador del Banco de España antes del debate

j. m. c.
Hernández de Cos será el responsable del Banco de España a partir del 11 de junio cuando expira el mandato de Linde
Hernández de Cos será el responsable del Banco de España a partir del 11 de junio cuando expira el mandato de Linde

El gobierno opta por la vía rápida para amarrar a su candidato al sillón tras intuir que la moción podría salir adelante

El Gobierno presidido por Rajoy no ha querido dejar suelto uno de los flecos pendientes de su mandato, el de la renovación del puesto de gobernador del Banco de España, ante el previsible triunfo de la moción de censura, que este viernes se votará en el Congreso. Una de las últimas decisiones que posiblemente haya tomado el Ejecutivo ha sido blindar a su candidato, Pablo Hernández de Cos, al frente del supervisor. Lo ha hecho optando por la vía rápida para garantizar el nombramiento del hasta ahora director de economía y estadística de la institución. De esta forma, Hernández de Cos será el nuevo responsable del supervisor a partir del lunes 11 de junio en sustitución del actual, Luis María Linde, cuyo mandato vence por ley en apenas dos semanas.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Ibex cae un 1 %, lastrado por la moción y los tambores de guerra comercial