La sentencia no altera la agenda de Felipe VI

El rey se reunirá con Donald Trump en Estados Unidos a partir del jueves


madrid / colpisa

La casualidad quiso que Felipe VI conociese la sentencia del caso Nóos en El Escorial, el mismo sitio donde coincidió por última vez con su hermana Cristina en el funeral por el 25.º aniversario de la muerte de su abuelo, Juan de Borbón. Mientras pasaba revista a las tropas, el rey supo los detalles del fallo del Tribunal Supremo que deja a su cuñado Iñaki Urdangarin a las puertas de la cárcel: cinco años y diez meses de condena.

La noticia, que se esperaba desde hace semanas y no ha constituido ninguna sorpresa entre los muros del palacio de la Zarzuela, no alteró la agenda de Felipe VI, ni tampoco la de la reina Letizia, que presidió en Madrid una reunión del patronato de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción. Desde Casa Real se limitaron a expresar su «respeto absoluto a la independencia del poder judicial». La misma frase que Zarzuela viene empleando sin variaciones casi desde el inicio del caso Nóos, que obligó a la institución a poner distancia con un escándalo que afectó a la imagen de la Corona.

El rey vivirá por poco tiempo el eco del fallo, ya que este mismo jueves, acompañado por la reina Letizia, pondrá rumbo a Estados Unidos. Un viaje de cinco días por Nueva Orleans, San Antonio y Washington, donde se reunirá con el presidente Donald Trump. Su regreso no está previsto hasta el 19 de junio.

Urdangarin sabrá hoy cuándo irá a prisión

Melchor saiz-Pardo

La Audiencia de Palma le entregará esta mañana la notificación para entrar en la cárcel, después de que el Tribunal Supremo dejara la condena definitiva en cinco años y diez meses

El Tribunal Supremo dejó ayer a Iñaki Urdangarin a las puertas de prisión. Y la sección primera de la Audiencia Provincial de Palma ya ha citado para hoy, entre las 9 y las 14 horas, a Iñaki Urdangarin, Diego Torres y Jaume Matas para entregarles en mano el «mandamiento de prisión», una vez que el Supremo ha convertido en firmes sus penas. La decisión de la Audiencia de notificar directamente las prisiones acerca, todavía más, a Urdangarin a la cárcel, ya que la sala ha descartado realizar una vistilla previa para decidir sobre el ingreso en prisión de los acusados e ir directamente a la ejecución de sentencia.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La sentencia no altera la agenda de Felipe VI