Histórico relevo en El Corte Inglés, con Jesús Nuño como nuevo presidente

El consejo defiende el relevo en la cúpula por la «profesionalización de la gestión»


madrid / la voz

El Corte Inglés vivió este jueves un hito histórico: el consejo de administración del gigante español de la distribución nombró por primera vez en su historia a un presidente ajeno a la familia fundadora. Jesús Nuño de la Rosa y Coloma (Madrid, 1963) ha sustituido en el cargo a Dimas Gimeno, sobrino de Isidoro Álvarez y al que este preparó durante años para sucederle, manteniendo la tradición instaurada por el primer presidente de la empresa, César Rodríguez, en 1966, cuando a su muerte pasó el testigo a Ramón Areces.

También por primera vez, la duración del máximo responsable al frente de los emblemáticos almacenes ha sido efímera. Gimeno ni siquiera ha cumplido cuatro años en la presidencia, a la que accedió en septiembre del 2014. Álvarez, Areces y Rodríguez mantuvieron las riendas durante más de dos décadas cada uno.

Pero los tiempos son otros, y El Corte Inglés explicaba este jueves la decisión del consejo de sustituir a Gimeno por Nuño de la Rosa argumentando que consideraban «necesario un cambio de liderazgo para afrontar los retos de futuro». La empresa añadía también que «la amplia experiencia de Nuño de la Rosa y su dilatada carrera profesional suponen un nuevo paso en la estrategia de profesionalización de la gestión de la compañía». Se formó junto a Isidoro Álvarez.

La designación del hasta ahora consejero y primer ejecutivo ajeno a las familias propietarias de la empresa es también un nuevo capítulo -y probablemente no el final, ya que Gimeno ha anunciado que recurrirá la decisión en los tribunales- de la lucha societaria interna por hacerse con el control de la compañía tras la muerte de Isidoro Álvarez.

Y es que antes de su fallecimiento, en septiembre del 2014, el presidente había decidido que sería su sobrino, y no ninguna de sus hijas adoptivas, Marta y Cristina Álvarez Guil, el que dirigiera la compañía. Ellas, sin embargo, recibieron la parte del león de su herencia económica, que se traduce en mayor peso en la estructura accionarial del grupo y que, a la postre, desencadenó una batalla en el consejo que este jueves acabó con el cese fulminante de Gimeno. Porque el delfín de Álvarez posee un 2,8 % del capital de IASA, la sociedad patrimonial controlada por Marta y Cristina (poseen el 69 %) y segunda accionista de la compañía, con el 22,18 %, tras la Fundación Ramón Areces.

La gestión de Gimeno apenas gozó de tranquilidad un año, ya que en octubre del 2015 le fueron retiradas sus funciones ejecutivas, que luego pasaron a manos de dos consejeros delegados, directivos con amplia trayectoria en la casa: Jesús Nuño de la Rosa -ahora presidente- y Víctor del Pozo. El primero desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en Viajes El Corte Inglés, donde fue director general desde 1998 hasta el 2017, cuando ascendió a consejero delegado del grupo; mientras que la experiencia de Del Pozo, que comenzó a trabajar en la compañía a los 18 años, se centra en el ámbito de la distribución comercial.

Las tensiones entre el hasta este jueves presidente y sus primas se fueron agudizando por sus divergencias sobre cómo debía ser la transformación de la firma, cuyo modelo de negocio se agotaba ante la pujanza del comercio digital. Las deudas atenazaban al gigante de la distribución y, mientras que Gimeno quería sacar a bolsa la empresa, las hermanas Álvarez se negaban rotundamente.

En el enfrentamiento que durante meses ha dividido al consejo, han sido las hijas de Isidoro Álvarez las vencedoras, ya que este jueves el órgano de dirección de la empresa aprobó el cese de Gimeno: ocho de los nueve consejeros lo respaldaron y solo el representante del jeque catarí que posee el 10 % del capital se abstuvo (fue Gimeno quien le dio entrada en el 2015 a cambio de un préstamo de mil millones).

El ya expresidente no acudió a la reunión y ya ha anunciado que la impugnará por defecto de forma. Asimismo, este jueves envió una carta a los trabajadores -antes de que el consejo le cesara- en la que les aseguraba: «Seguiré luchando por las 100.000 familias que trabajan en esta casa y por la transformación que hemos de acometer para seguir siendo un referente de la distribución en España». Agradecía el apoyo que le servirá para «luchar aún más» por preservar la voluntad de las familias que crearon el grupo e incidió en que él lleva «en la sangre el ADN de El Corte Inglés».

Los cinco presidentes en los 78 años de historia

César Rodríguez. 1940-1966. Fue el primer presidente de El Corte Inglés, constituido ya como sociedad con Areces.

Ramón Areces. 1966-1989. Sucedió a su tío tras la muerte. La expansión del gigante de la distribución es obra suya.

Isidoro Álvarez. 1989-2014. Consolidó la expansión de centros comerciales fuera de las grandes urbes.

Dimas Gimeno. 2014-2018. Tercera y última sucesión de tío a sobrino. Su objetivo era competir con el comercio digital.

Jesús Nuño de la Rosa. 2018. El nuevo presidente se enfrenta al reto de transformar el modelo de negocio

Comentarios

Histórico relevo en El Corte Inglés, con Jesús Nuño como nuevo presidente