Duque y los dictados de Uribe

héctor estepa BOGOTÁ / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

Juan Zarama

Los dilemas del nuevo presidente de Colombia

19 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

«Voy a entregar absolutamente todas mis energías para unir a nuestro país. No más divisiones. Pensemos en un país con todos y para todos», proclamó Iván Duque tras reunir el 54 % de los votos en las elecciones del domingo.

Con 41 años y el segundo dirigente más joven de la historia del país, por detrás de Alberto Lleras (1958-1962), elegido cuando tenía 39 años, el nuevo presidente de Colombia no tendrá fácil, sin embargo, eliminar las rencillas en un país profundamente polarizado tras el pacto con la ex guerrilla de las FARC y los procesos electorales de este año, en el que también se ha renovado el Congreso. Tampoco le será sencillo unir a los colombianos bajo el paraguas de su mentor, el ex presidente Álvaro Uribe.

Una de las preguntas que se hacen los politólogos colombianos es hasta qué punto seguirá Duque las directrices de su padrino en la vida pública, líder de un movimiento muy organizado, el uribismo, seguido fervorosamente por entre el 30 % y el 40 % de la población, pero denostado por el mismo porcentaje de ciudadanos. Si Duque quiere conseguir el apoyo de la otra mitad del país, deberá conseguir moverse con éxito entre el sector uribista más radical, sus seguidores más moderados, y la oposición. Todo un reto.