El Gobierno aspira a «sentar las bases» de la financiación autonómica

Tras aparcar la reforma del sistema, cree que sí se pueden negociar los principios del nuevo modelo en la actual legislatura


Redacción / La Voz

El Gobierno empieza a encajar el golpe de las críticas generalizadas a su decisión de aparcar la reforma del sistema de financiación autonómica, que debería haber sido modificado ya en el 2014 y que, como muy pronto, no estará disponible hasta el 2021, es decir, un retraso mínimo de siete años. La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, trató de salir al paso y aseguró que el Ejecutivo intentará «sentar las bases» de un nuevo modelo de financiación autonómica en esta legislatura, aunque el cierre definitivo del nuevo sistema quede pendiente para la próxima legislatura, que de cumplirse los deseos de Pedro Sánchez comenzará en el verano del 2020. Según Celaá, la decisión del presidente de retrasar la reforma es un gesto de honestidad al asumir que no podrá cerrar un acuerdo definitivo en los dos años que, como máximo, quedan hasta que decida convocar elecciones generales.

«Lo honesto», dijo la portavoz del Gobierno, es especificar claramente «lo que puede hacer en el tiempo que tiene previsto gobernar y lo que deja para otro momento». En cualquier caso, Celaá recordó que Pedro Sánchez se ha comprometido, a cambio del retraso, a introducir las mejoras «más perentorias» en el sistema para atender las necesidades urgentes de las comunidades, que llevan meses quejándose de la insuficiencia financiera que les supone el desajuste en las previsiones del sistema. Hay comunidades, como la valenciana, que cuantifica la pérdida en más de 700 millones de euros anuales, y la andaluza, que reclama al Gobierno 4.000 millones. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ya ha adelantado que en la reunión que mantendrá el 23 de julio con Pedro Sánchez insistirá en las mismas exigencias que ya hacía a Mariano Rajoy.

Y es que, paradójicamente, las comunidades más beligerantes contra la decisión de Sánchez son algunas gobernadas por los socialistas. La vicepresidenta de esta comunidad, Mónica Oltra, de Compromís, advirtió ayer que «lo que valía con Montoro, vale con Montero», y que, en consecuencia, el Ejecutivo central debe fijar ya una fecha para el inicio de la negociación con las autonomías, porque la reforma del sistema de financiación «no puede quedar aplazado sine die», recordó Oltra.

Aunque algo más suave en sus críticas, el presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, también instó a Sánchez a ponerse ya a negociar con las comunidades, porque «los problemas son tan graves que creo que tenemos que trabajar sin perder ni un solo minuto». Reconoció que no se va a encontrar una solución «en un trimestre ni en dos», pero sí se pueden sentar las bases de la reforma del sistema en lo que resta de legislatura.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Gobierno aspira a «sentar las bases» de la financiación autonómica