Cifuentes no acude a declarar a los juzgados alegando fuertes migrañas

Su declaración como investigada en el caso máster queda aplazada al 23 de julio


Madrid

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes no ha acudido hoy a declarar como investigada en el caso máster al alegar a última hora que padece unas fuertes migrañas, por lo que la jueza ha decidido enviar un médico forense a su casa a las 12.00 para verificar si es cierto. Así lo han señalado fuentes jurídicas, que han detallado que Cifuentes ha entregado un certificado de enfermedad para justificar este aplazamiento. En las puertas de Plaza de Castilla se han congregado varias decenas de periodistas para captar la que sería la primera imagen de Cifuentes en público desde que dimitiera a finales de abril. Estaba previsto que acudiera a las 9 horas.

Cifuentes estaba citada a las 9.00 ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid Carmen Rodríguez Medel por los delitos de cohecho y falsedad en documento público, pero, al no acudir, la magistrada ha aplazado su comparecencia al próximo 23 de julio a las 16.30, han informado fuentes jurídicas. La enfermedad de Cifuentes ha pillado por sorpresa a toda la Sala, pero especialmente a la magistrada, visiblemente enfadada y con gesto serio, han añadido fuentes consultadas.

Tales han sido las dudas que ha despertado el certificado médico entregado por la letrada de Cifuentes, que la jueza ha acordado de inmediato que un médico forense se presente al mediodía en su domicilio para corroborar el estado de salud de la expresidenta. Se da la circunstancia de que Cifuentes ha alegado que padece fuertes migrañas para no comparecer, una vez que la magistrada rechazó ayer elevar la causa al Tribunal Supremo como solicitó su defensa para, precisamente, evitar declarar hoy.

Nada hacia sospechar el problema médico de la expresidenta toda vez que su atención estaba puesta en la decisión de la jueza sobre la petición de la expresidenta de la Comunidad de Madrid de remitir la causa al Supremo y, con ello, suspender la declaración que tenía que prestar hoy como investigada. Fue el pasado viernes cuando la defensa de Cristina Cifuentes presentó la declinatoria para suspender esa declaración al entender que debía ser el Supremo quien investigase los hechos por haber un aforado afectado, el diputado del PP Pablo Casado.

Pero la jueza rechazó ayer en un auto las premisas expuestas por Cifuentes para trasladar la causa al no existir ningún aforado investigado -Casado no está imputado- y no haber enviado una exposición razonada al alto tribunal, dado que antes hay diligencias pendientes que practicar antes de decidir sobre esta cuestión. 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Cifuentes no acude a declarar a los juzgados alegando fuertes migrañas