Cospedal ve la candidatura de Casado como «próxima» a Aznar

Por su parte, Pablo Casado ha instado hoy a no «renegar» del pasado del partido, que fue «bueno» tanto con José María Aznar como con Mariano Rajoy y Manuel Fraga


Madrid

La precandidata a presidir el Partido Popular María Dolores de Cospedal ha afirmado este lunes que la juventud del también aspirante Pablo Casado «por sí sola no supone regeneración» e implica «menos experiencia», y ha comentado que su candidatura es «próxima» al expresidente del Gobierno, José María Aznar.

«La edad por sí sola no supone regeneración», ha señalado en una entrevista en la SER recogida por Europa Press en la que ha apuntado que con los 37 años de Casado «también se tiene menos experiencia y menos conocimiento de como gestionar un partido político, cómo se ganan elecciones o cómo se gobierna».

«La juventud tiene un atractivo especial y es lógico que haya una generación que quiera llegar ya incluso antes de lo que muchos piensan que le corresponde», ha añadido.

Cospedal ha señalado además que «hay candidaturas que parece que están próximas al anterior presidente del partido», José María Aznar, y ha señalado en concreto que «parece ser la de Pablo Casado porque así él mismo lo traslada en muchos de los actos e intervenciones». «Pero eso no es bueno ni malo, es un apoyo más de una persona que ha sido presidente de nuestro partido», ha apostillado.

Por otra parte, preguntada por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, quien dijo que estará disponible para presidir el partido si la oportunidad se presenta en el 2020, Cospedal ha descartado que esto vaya a producirse. «Estamos haciendo un congreso porque estamos en una nueva etapa del partido y a menos que se produzca un supuesto excepcional, es para cuatro años y a eso nos tenemos que atener», ha zanjado.

Casado insta a no renegar del pasado

Por su parte, Pablo Casado ha instado hoy a no «renegar» del pasado del partido, que fue «bueno» tanto con José María Aznar como con Mariano Rajoy y Manuel Fraga, y volver a recuperar el Gobierno de España para hacer cosas parecidas pero también «algunas distintas».

En una entrevista en Antena 3, Casado ha respondido de esta manera cuando se le ha preguntado si está apadrinado por Aznar -de quien fue jefe de gabinete- para liderar el partido y ha recordado que el expresidente del Gobierno y del PP ya no está en política y ha dicho que «no va a interferir» en el proceso interno.

Casado ha destacado que también tiene esta postura Rajoy, con quien habló cuando se iba a presentar para sustituirle al frente del partido, y ha añadido que está «muy orgulloso» de su pasado y «no entiende» como hay gente que reniega del suyo.

Así, ha recordado que José Manuel García-Margallo, otro de los candidatos, ha sido ministro al igual que otras han sido ministra y secretaria general del partido o vicepresidenta, como María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, respectivamente, y ha destacado que él ha sido su «portavoz leal» en el PP.

Ha asegurado que siempre ha dicho cosas buenas de su Gobierno y aunque nunca ha dicho lo que no piensa, «a veces» sí ha tenido que callar cosas en este sentido.

Pero, en todo caso, ha considerado que ahora que el PP está en la oposición es momento de «mirar hacia delante» con «renovación, ilusión y unidad».

De la reunión con Fraga en Perbes a los seis aspirantes actuales

R. G.
El presidente nacional de Alianza Popular, Manuel Fraga Iribarne, acompañado de Antonio Hernández Mancha, presidente regional de Andalucía
El presidente nacional de Alianza Popular, Manuel Fraga Iribarne, acompañado de Antonio Hernández Mancha, presidente regional de Andalucía

Ante el inminente cambio de líder en el PP, repasamos los procesos más relevantes desde 1987

Un caluroso 26 de agosto de 1989, cuatro emisarios de José María Aznar se acercaron hasta la casa de Manuel Fraga en la localidad coruñesa de Perbes con la misión de convencer al veterano patrón de la derecha de que el entonces presidente de Castilla y León era más adecuado para liderar el PP que Isabel Tocino, la apuesta de Fraga para reflotar el partido. Federico Trillo, Juan José Lucas, Rodrigo Rato y Francisco Álvarez Cascos lograron con mucho esfuerzo convencer al anfitrión de que el hombre era Aznar. Así se acabaron las componendas de familia y se instauraba el dedazo para la designación del presidente del partido. Ahora, 29 años después, seis candidatos aspiran a liderar el PP, elecciones primarias mediante un método que ha sido un anatema para los conservadores durante estas tres décadas, aunque al final no han podido ser ajenos a la fuerza de los tiempos e instaurar la democracia interna.   

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cospedal ve la candidatura de Casado como «próxima» a Aznar