La patronal asturiana se desmarca del acuerdo de subida salarial

Belarmino Feito asegura ante los empresarios del metal que el pacto «no obliga a nada ni a nadie»

El fundador de Asturfeito, Belarmino Feito, atiende a los medios tras ser elegido hoy nuevo presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE)
El fundador de Asturfeito, Belarmino Feito, atiende a los medios tras ser elegido hoy nuevo presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE)
Agencias

El presidente de la patronal asturiana, Belarmino Feito se ha desmarcado del acuerdo firmado a nivel nacional entre la CEOE y los sindicatos mayoritarios, un pacto que incluye subidas salariales y la recuperación de la ultraactitividad de los convenios colectivos. Lo dijo durante la celebración de la asamblea de Femetal, al señalar que le constaba que el acuerdo estatal «no ha tenido buena acogida entre las empresas del sector», una apreciación que dijo compartir y que además le había trasladado por carta al presidente de la patronal española. Feito señaló que «es un acuerdo que no obliga a nada ni a nadie».

A grandes rasgos el acuerdo rechazado por el presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) incluye un aumento del salario mínimo hasta los 1.000 euros, una subida salarial progresiva de hasta el 3% (un 2% anual y un 1% variable) además de recobrar la ultraactividad de los convenios colectivos, es decir que se mantenga su vigencia mientras se negocia uno nuevo. Medidas todas ellas destinadas a paliar la precariedad laboral e incrementar el poder adquisitivo de los trabajadores como varias organizaciones económicas internacionales han demandado.

Recientemente, la propia OCDE señalaba respecto a España que los salarios sufren «un estancamiento sin precedentes» que eclipsa la creación de empleo además de destacar la escasa estabilidad laboral de los trabajos. La OCDE apuntó que los empleos generados después del estallido de la crisis eran de muy baja calidad y que «la importante y creciente parte de trabajadores en empleos mal pagados o a tiempo parcial involuntario es uno de los principales factores que explican la evolución negativa de los salarios en España».

El acuerdo rechazado por Belarmino Feito fue firmado por los presidente de las patronales CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, y los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo e incluye una recomendación de subida salarial anual del entorno del 2 % más un 1 % variable y con la encomienda de alcanzar un salario mínimo en convenio de 14.000 euros anuales en 2020. 

Las recomendaciones del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) 2018-2020 deben trasladarse a la negociación de cada convenio, que será donde se determine la cuantía exacta de la parte fija de la subida salarial y los conceptos a los que se ligará la parte variable, que pueden ser desde la evolución de la actividad o los resultados hasta el absentismo injustificado, siempre que sean indicadores medibles y conocidos por las partes.

Respecto al salario mínimo de 14.000 euros anuales, dice que deberá alcanzarse de manera progresiva y enmarcarse en los propios convenios colectivos existentes, vinculándolo a su renovación. Además, habla de recuperar la ultraactividad de los convenios, limitada a un año con la reforma laboral de 2012, para que puedan seguir vigentes mientras se está negociando su renovación y haya un compromiso para llegar a un acuerdo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La patronal asturiana se desmarca del acuerdo de subida salarial