Torra insiste en que reivindicará a Sánchez la independencia de Cataluña

El presidente catalán mantendrá las exigencias secesionistas en la reunión de mañana


redacción / la voz

Pedro Sánchez y Quim Torra se reunirán dentro de apenas 24 horas en un encuentro en el que el presidente de la Generalitat no ha rebajado ni un ápice las reivindicaciones secesionistas que derivaron en una declaración unilateral de independencia, de apenas unos minutos, que abrió una de las peores crisis institucionales de la España democrática. Torra quiere hablar con el presidente del Gobierno del derecho de autodeterminación y de llevar a cabo un referendo secesionista, líneas rojas para el llamado frente constitucionalista, a la par que ilegales y contrarias a lo dispuesto en la Carta Magna.

Torra volvió reiterar ayer el mensaje en el cementerio de Sant Feliu de Guíxols, donde realizó una ofrenda floral ante la tumba del que fue presidente de la Generalitat en el exilio Josep Irla. Le recordó a Sánchez que tiene un peaje que pagar por haber conseguido el apoyo de los secesionistas en la moción de censura que desbancó al Gobierno de Mariano Rajoy. «El PSOE sabe que ha llegado a la presidencia con el voto de unas determinadas mayorías», afirmó el líder independentista. El acercamiento de la cúpula del procés a la mejor cárcel catalana, el primer gesto del Ejecutivo socialista hacia los secesionistas, fue bien recibido por los partidarios de la ruptura con España. Pero Torra quiera ir más allá y le planteará a Sánchez que no se «judicialice la política», después de que el Gobierno haya anunciado la impugnación ante el Tribunal Constitucional de la moción independentista aprobada por el Parlamento catalán el pasado viernes en la que dejaron claras sus intenciones. Y por si existía alguna duda, ayer volvió a reiterar que de lo que quiera hablar con Sánchez es «del debate que hay en Cataluña, que es cómo ejercemos nuestro derecho a la autodeterminación». Además Torra busca conocer si Sánchez es un presidente dialogante o «el que apoyó el artículo 155», que supuso la intervención de Cataluña.

También desde Bruselas, donde se encuentra huido Puigdemont, Joan María Piqué, portavoz de Exteriores de la Generalitat del expresidente catalán y ahora director del Programa Internacional de Comunicación y Relaciones Públicas, se presentó a los corresponsales extranjeros con un correo electrónico en el que señala la independencia como el punto clave. «Nos gustará también explicaros la acción de gobierno de la Generalitat de Cataluña y la propia realidad del país en sus diversas caras», entre ellas «el proceso político hacia la independencia», detalla en su carta de presentación. 

Palabras medidas

Desde el PSOE se intenta no dejar de sin contenido la agenda de la reunión, a pesar de las presiones del secesionismo. El Ejecutivo ya mostró la pasada semana, en palabras de la vicepresidenta, Carmen Calvo, estar dispuesto a un «diálogo sin cortapisas», pero dentro de la Constitución, lo que excluye cualquier referencia a las reivindicaciones de autodeterminación de los independentistas. A pesar de ello, ayer el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, reclamó a Torra que «aproveche la ventana de oportunidades» que abre la reunión de mañana en la Moncloa. «Se puede razonar sobre todo. Lo que no se puede hacer es romper unilateralmente el marco de convivencia que nos hemos dado», argumentó. Illa calificó de «error» la moción de ruptura aprobada la pasada semana en el pleno del Parlamento catalán, porque fue «el origen de un camino que no ha traído nada positivo para Cataluña».

El exsecretario del Diplocat admite pagos a «visitantes internacionales» el 1-O

El ex secretario general del Diplocat Albert Royo reconoció ante el juez pagos a invitados internacionales que estuvieron en Cataluña con motivo del referendo independentista del 1 de octubre, pero aseguró que se trataba de «visitantes», y no de observadores electorales, que «estaban interesados» en presenciar la jornada y «conocer de primera mano el proceso», por lo que su presencia fue iniciativa de ellos mismos.

«Nada tiene que ver con una observación electoral. Visitantes internacionales son desde políticos a gente del mundo de la empresa, del mundo de la cultura, jóvenes líderes que participan en una visita para conocer una realidad de primera mano», explicó Royo en su declaración como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que investiga la organización del 1-O.

Según el exdirectivo de la Generalitat, la mayoría de estos «visitantes» fueron «diputados extranjeros que tenían interés en estar en septiembre, unos días antes del referendo, por la situación política» de aquel momento, que definió como «delicada».

Feijoo irá a la Moncloa el día 17 con una agenda centrada en la financiación

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo se reunirá con el del Gobierno, Pedro Sánchez, el próximo día 17 tras el paso de los del País Vasco, Íñigo Urkullu, y Cataluña, Quim Torra, por la Moncloa.

La financiación será uno de los temas esenciales que planteará el presidente de la Xunta a Sánchez. Feijoo quiere que el nuevo Ejecutivo se pronuncie sobre los plazos definitivos de esta obra. Los técnicos del ADIF esperan que en el último trimestre del próximo año empiecen las pruebas en el tramo gallego de la alta velocidad. Feijoo también tiene en agenda solicitar ayudas estatales para los afectados por la explosión de Tui y volverá a plantear una vieja reivindicación, como es la transferencia de la AP-9 a la Xunta y el levantamiento del peaje en Redondela (Pontevedra).

El Gobierno gallego también estará muy pendiente de lo que suceda en la reunión de Sánchez y Torra para que se pueda abrir de nuevo el tema de la financiación autonómica, paralizada desde el cambio de Gobierno en la Moncloa. Núñez Feijoo anunció su cita con Pedro Sánchez en el cara a cara en junio en el Parlamento con los líderes de la oposición, concretamente en respuesta a la pregunta formulada por el portavoz el PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga. Aunque la agenda no está cerrada, el presidente de la Xunta insistió en la necesidad de que el Gobierno central cumpla con la Ley de Dependencia, ya que desde hace años la Xunta denuncia que el Estado no cubre los gastos que le corresponden en la atención a la personas.

Puigdemont recomienda evitar los pactos con la Fiscalía para «no hipotecar el futuro del país»

Puigdemont, que huyó para evitar ser encarcelado y disfruta de una cómoda estancia en Berlín, hace también ahora recomendaciones de estrategia procesal a sus excompañeros de Gobierno. Su abogado Gonzalo Boye, que forma parte del equipo de letrados del expresidente catalán, advirtió ayer que sería un «error» que las defensas de los políticos presos pactaran con la Fiscalía, ya que «hipotecarían» el futuro de Cataluña al renunciar «para siempre» a la independencia. O sea, nada de hipotéticas rebajas de condenas si revierten en la causa independentista. 

En una entrevista al portal digital Vilaweb, Boye, que integra el equipo legal de Puigdemont y de los exconsejeros huidos de la Justicia, como Toni Comín y Meritxell Serret, el letrado alertó de que sería «fatal» que la defensa de los políticos independentistas presos por rebelión llegara a acuerdos con la Fiscalía para buscar una rebaja en una eventual condena, porque unos pocos «no tienen el derecho de hipotecar el futuro de una sociedad que dijo mayoritariamente una cosa en el referendo del 1-O y que lo ratificó en las elecciones del 21-D».

Por su parte, el abogado Andreu van den Eynde, que defiende entre otros al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y al exconsejero de Exteriores Raül Romeva, en prisión preventiva por rebelión en la cárcel barcelonesa de Lledoners, parece apoyar esta tesis. «Cuando eres inocente, pactar es absurdo». «Una conformidad implica que asumes que determinados hechos son delictivos. Y después, ya le daremos un encaje jurídico», matizó el letrado.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Torra insiste en que reivindicará a Sánchez la independencia de Cataluña