El Gobierno no descarta recurrir al Fondo de Reserva para pagar las pensiones

La hucha generó 173 millones en rendimientos netos a cierre del 2017, la cifra más baja desde el 2002, con una rentabilidad anual negativa del 0,12 %


La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, no descarta recurrir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social en caso de que sea necesario para pagar las pensiones, aunque preferiría no tener que tocar la «hucha».

Valerio, en declaraciones a la prensa tras entregar a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, un informe sobre la evolución del Fondo de Reserva, ha recordado que este finalizó 2017 con un montante de 8.085 millones de euros y que para pagar la extra de junio a los pensionistas se tuvo que echar mano de parte del préstamo que el Tesoro Público concedió a la Tesorería General de la Seguridad Social.

De ese préstamo, que superaba los 13.000 millones de euros, restan aún algo más 6.000 millones. Esa cantidad no bastaría para pagar una extra o una nómina mensual de pensiones contributivas (en junio se superaron por primera vez los 9.000 millones de euros de gasto).

«A mi me encantaría no tener que tocar el Fondo de Reserva pero quiero ser prudente. Vamos a ver cómo va evolucionando la recaudación de cuotas de aquí a final de año (...). Si tenemos que sacar algo del Fondo de Reserva tendremos que sacarlo, porque los pensionistas tienen derecho a cobrar sus pagas extraordinarias», ha subrayado la ministra.

Valerio ha afirmado que, de momento, los ingresos por cotizaciones sociales están teniendo una evolución positiva, con un crecimiento mensual superior al 5%, y ha pedido prudencia para ver cómo evolucionan las cuentas del sistema en los próximos meses.

En cualquier caso, la ministra ha defendido la necesidad de que la recaudación de la Tesorería de la Seguridad Social «vaya a más», razón por la que el Gobierno se ha planteado implantar impuestos finalistas como el de la banca que, «aunque no resuelven el déficit del sistema al 100%», contribuyen a inyectar dinero en la caja de pensiones.

Otras medidas ya avanzadas por Valerio para elevar los ingresos del sistema pasan por impulsar el empleo de calidad y los salarios; sacar fuera del presupuesto de la Seguridad Social las tarifas planas y las bonificaciones de cuotas, y reordenar los gastos del sistema, para que los relacionados con su gestión pasen a depender de los Presupuestos del Estado.

«En tanto en cuanto no se recuperen las cotizaciones para poder pagar todas las prestaciones contributivas del sistema, tendremos que complementar esas cotizaciones vía Presupuestos», ha dicho la ministra, que ha señalado que estos temas tienen que debatirse en la mesa de diálogo social sobre pensiones, convocada para la próxima semana, y en el marco del Pacto de Toledo.

Evolución del Fondo de Reserva de la Seguridad Social

Según el informe entregado por Valerio a Ana Pastor, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social cerró el pasado año con un valor total de 8.085,37 millones de euros a precios de mercado, el equivalente al 0,72 % del PIB. A lo largo del 2017 se realizaron dos disposiciones del Fondo, coincidiendo con el abono doble de la nómina de pensiones en julio y diciembre, meses en los que coinciden paga ordinaria y extraordinaria.

Así, en julio se dispuso de 3.514 millones de euros y en diciembre, de 3.586 millones, lo que restó 7.100 millones de euros a la hucha de las pensiones.

La Ley de Presupuestos Generales del Estado para el 2017 recogió un préstamo a la Seguridad Social por importe de 10.192 millones de euros, del que se emplearon 5.986 millones de euros en julio y 4.206 millones de euros en diciembre, coincidiendo con el abono de la paga extra a los pensionistas.

Al finalizar 2017, el Fondo había generado 173 millones de euros en rendimientos netos, la cifra más baja desde el año 2002, cuando dichos rendimientos ascendieron a 161 millones. La rentabilidad acumulada entre los años 2000 y 2017 alcanzó en términos anualizados un 4,27%, mientras que la rentabilidad interanual se situó en valores negativos (-0,12%) tras seis años registrando tasas positivas.

En este periodo se sacaron 74.438 millones de euros del Fondo de Reserva, a lo que se suman 9.648 millones en excedentes del Fondo de Contingencias Profesionales, y los 10.192 millones del préstamo del Tesoro español concedido el año pasado, con lo que, en total, se necesitaron 94.278 millones adicionales a los recursos de las cotizaciones para pagar las pensiones entre 2000 y 2017.

La cartera de activos que forman parte del Fondo de Reserva suma 8.094 millones de euros, invertidos exclusivamente en deuda pública española.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Gobierno no descarta recurrir al Fondo de Reserva para pagar las pensiones