Instan a vacunar del sarampión a los bebés que viajen fuera de España

Los brotes en Europa aconsejan adelantar la inmunización en menores de un año


redacción / la voz

No hay que bajar la guardia. Hace meses que las autoridades sanitarias europeas emprendieron una cruzada contra los movimientos antivacunas para tratar de revertir los datos de la Organización Mundial de la Salud, que ya a principios de este año alertaba de un preocupante repunte de los casos de sarampión en el continente. Durante el 2017 se registraron 21.315 pacientes con 35 muertes asociadas a la enfermedad, unos datos que multiplicaban por cuatro las cifras del ejercicio anterior. «Es una tragedia que no podemos aceptar», dijo en febrero la directora de la oficina europea de la organización sanitaria, Zsuzsanna Jakab. Varios meses después, la preocupación continúa alimentada por el alza de flujos de turistas que se produce durante la temporada estival.

Aunque en España los índices generales de vacunación superan el 95 % en todas las comunidades, porcentaje que en Galicia sube a más del 99 % de cobertura en niños de 1 a 2 años -la inmunización contra el sarampión está incluida en la triple vírica con la rubeola y las paperas, aplicándose por primera vez al cumplir los doce meses-, la Asociación Española de Pediatría recomienda vacunar a los bebés menores de un año que viajen a países de la UE como Francia, Alemania, Italia, Grecia, Reino Unido o Rumanía debido a la «espectacular» epidemia de la enfermedad que están padeciendo estas zonas. «Lo que nos debe preocupar es no estar correctamente inmunizados. En España estamos en niveles de vacunación excelentes, pero los menores de 12 meses aún no tienen la vacuna contra el sarampión y por eso pueden tener un riesgo en caso de viajar a países con brotes de la enfermedad», explica el vocal del comité asesor de vacunas de la Asociación Española de Pediatría, Ángel Hernández. De ahí que de viajar a algún país con brotes elevados lo mejor es vacunarlos, aunque no pueden recibir la inmunización antes de los seis meses de vida.

Pero el pediatra hace un matiz clave para terminar con una llamar a la calma: «El riesgo es relevante en el caso de estancias prolongadas en países como Francia, Italia, Grecia y Rumanía, no por ir a pasar una semana a un hotel en París o Roma». Mientras en esos países la alerta es elevada, en Portugal parece, en cambio, que la amenaza ha disminuido. «No hay tanto riesgo porque el número de casos por millón de habitantes está ahora en 12,1, una tasa media o baja comparado con otros países europeos, pese a los brotes que ha tenido durante los últimos meses», aduce.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Instan a vacunar del sarampión a los bebés que viajen fuera de España