Meghan Markle tuvo que olvidarse de sus comidas favoritas para ser parte de la familia real

Para convertirse en la duquesa de Sussex, debió eliminar tres alimentos de su dieta, entre ellos, el marisco


Meghan Markle pasó de ser una estrella de Hollywood a formar parte de la familia real británica, y con ese paso tuvo que ajustar muchos cambios a su estilo de vida. Las normas estipuladas van desde su comportamiento, su vestimenta y, ahora, su comida.

Como recordarán los seguidores de la ex protagonista de Suits, cuando aún tenía permitido tener una cuenta de Instagram y escribir para su propio blog, Meghan mostraba diferentes platos con comida que tenían ajo. Una de sus recetas favoritas era cocinar los domingos adobo de pollo al estilo filipino, con el ingrediente que hoy ya no puede formar parte de sus platos: el ajo.

La prohibición de eliminar este ingrediente a la hora de comer en el extranjero durante banquetes y eventos estatales viene directamente de la reina Isabel. Su intención es prevenir el mal aliento en medio de reuniones oficiales. «Nunca podemos servir nada con ajo o demasiadas cebollas. La reina nunca tendría ajo en el menú», reveló Darren McGrady, ex chef real en el Buckingham Palace durante más 15 años, en una entrevista para Recipes plus.

Otra de las comidas que ya no formarán parte del menú de Meghan, es el marisco, por el alto riesgo de intoxicación que puede provocar durante algún viaje.

Además, la duquesa tiene que privarse de disfrutar de las pastas que tanto le gustan. En el 2013, ella había revelado a la revista de alimentos The New Potato que una «cena pausada de mariscos y pastas» era una de sus comidas favoritas.

El ex chef de la familia real explicó que las pastas, el arroz y las papas no aparecen en el menú porque la prohibición de carbohidratos es una elección personal de la reina Isabel, quien evita las comidas con almidón.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Meghan Markle tuvo que olvidarse de sus comidas favoritas para ser parte de la familia real