Puigdemont advierte a Sánchez: «El período de gracia se acaba»

El expresidente regresa a Waterloo tras cuatro meses en Alemania. Allí lo reciben Quim Torra y una delegación de diputados de JxCat

Torra y Puigdemont avisan a Sánchez de que se acaba su «periodo de gracia» Tras la retirada de la euroorden del juez Llarena el ex president vuelve a Bélgica

El presidente de la Generalitat Quim Torra y el expresidente catalán Carles Puigdemont han advertido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en otoño termina el «periodo de gracia» y que el apoyo independentista en el Congreso «no es un cheque en blanco». «Septiembre, octubre, tampoco es que pongamos un día concreto en el calendario», dijo Puigdemont, «pero es razonable pensar que tras el verano, al retomar el curso, (Sánchez) nos ilumine sobre cuál es su receta» para Cataluña.

Torra recordó que en su encuentro con Sánchez el pasado 9 de julio ya le dijo que tendrían «un otoño complicado» y reiteró que la postura de la Generalitat es «diálogo, diálogo, diálogo», sin descartar opciones como la de una «mediación» entre Gobierno y Generalitat.

Puigdemont quiso aclarar que no se trata de «condicionar» el apoyo del grupo parlamentario del PDECat a Sánchez, pero que es de «sentido común» esperar que «si uno presta un apoyo, se le corresponda». «Esperamos que Sánchez aproveche el verano para hacer los deberes», añadió.

Preguntados sobre hasta que punto es condición sine qua non un referéndum de independencia para esa «receta política» que piden a Sánchez, Torra señaló que «esta legislatura va de derecho a la autodeterminación, de presos políticos y exiliados».

Puigdemont, por su parte, dijo que «la vía prioritaria», la «mejor para todos» es alcanzar «acuerdos bilaterales», si bien no aclaró si renuncia completamente a la vía unilateral como último recurso.

El expresidente huido compareció este sábado por primera vez tras su regreso a Bélgica junto a Torra y una delegación de la Generalitat que ahora dirige otra exconsejera huida, Meritxell Serret.

En una rueda de prensa con gran presencia de medios internacionales, Puigdemont fue preguntado por su apoyo desde Cataluña y por quién es ahora el presidente de la Generalitat. «El presidente es Quim Torra. Es el quien gestiona (...) y quien comparece ante el Parlament», afirmó.

Tanto Serret como los exconsejeros huidos Lluís Puig, Clara Ponsatí y Toni Comín, así como los consejeros en el cargo Laura Borràs, Jordi Puigneró y Maria Àngels Chacón, recibieron a Puigdemont a su llegada.

Comín no estuvo presente en la rueda de prensa, ni tampoco se le espera esta tarde en un evento en Waterloo por el retorno de Puigdemont «por razones familiares», dijo el expresidente, en referencia al reciente fallecimiento de su hermano Pere Comín.

Gran parte de diputados del PDECat también viajaron a Bélgica y se les espera esta tarde en la que los independentistas llaman «la Casa de la República», un evento para celebrar el regreso de Puigdemont tras la decisión de la Justicia alemana, en la que ha anunciado su presencia y actuación el también huido rapero Valtonyc.

Puigdemont ha explicado que Bélgica «no es su última parada» pues piensa viajar «hasta el último rincón de Europa» en defensa de la «justa causa del pueblo catalán» y hasta que sean puestos en libertad todos los independentistas en prisión.

«Hoy es un día importante en el terreno político pero también en el emocional», afirmó Puigdemont, que ha explicado que ha tardado «cuatro meses y cuatro días» en llegar a Bruselas, a donde viajaba cuando fue detenido en Alemania en cumplimiento de una euroorden de detención que fue retirada el pasado jueves por el Tribunal Supremo.

El expresidente catalán, y varios de los otros exconsejeros huidos, están acusados en España de delitos de rebelión y malversación, entre otros.

Tribunales de Bélgica y Alemania han denegado sin embargo la extradición en ejecución de las euroordenes contra ellos por la totalidad de los delitos, especialmente por lo que respecta al de rebelión.

A Bélgica no han podido desplazarse finalmente algunos miembros de la Generalitat que lo tenían previsto, como los consejeros Elsa Artadi o Miquel Buch, a los que Torra ha pedido quedarse en Barcelona por la crisis del taxi.

Por último, a propósito del último congreso del PDECat, Puigdemont ha negado haber «retirado» la confianza a la ex coordinadora general Marta Pascal.

«No creo que haya ningún literal de que le retiré mi confianza, sino de que no tenía» la confianza, quiso aclarar el expresident de la Generalitat.

Según Puigdemont, en la convención (Pascal) «hizo lo que tenía que hacer». «Las personas que se han puesto delante hacen el trabajo que se les ha encargado de parte de los asociados del PDeCAT».

Puigdemont y Torra reactivan la «casa de la república» de Waterloo y prometen «hacer efectivo» el 1-O

Europa Press

Unas doscientas personas, según han informado fuentes policiales, se han congregado frente a la residencia del expresidente

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su sucesor en el cargo, Quim Torra, han escenificado este sábado en Waterloo (Bélgica) la reactivación de la que llaman «casa de la República» en un acto ante unas doscientas personas en el que han prometido «hacer efectivo» el «mandato republicano» del referendo del 1 de octubre del 2017.

«No sabía qué iba a pasar cuando volvía de Finlandia, pero tenía la esperanza de que acabaría bien (...) Porque después de este paréntesis obligado retomaríamos el hilo rojo que a todos nos ha traído hasta aquí, que nos ha llevado al 1 de octubre, que nos ha llevado al 27 de octubre y que ratificamos el 21 de diciembre», ha expresado Puigdemont desde un balcón su residencia en Bélgica.

Seguir leyendo

Nueve meses

El regreso de Puigdemont a Bélgica es el último episodio de su periplo por Europa tras su marcha de España a raíz de la fallida declaración de independencia el 27 de octubre.

Estas son las principales fechas de la saga de Puigdemont, de 55 años, que en casi nueve meses le llevó de Barcelona a Waterloo, pasando por Copenhague, Helsinki, Berlín e incluso por la prisión alemana de Neumünster (norte).

Bélgica, primera euroorden

30 de octubre: Puigdemont se marcha a Bélgica con cuatro miembros de su gobierno destituido, tres días después que Madrid intervenga la autonomía de Cataluña por la declaración unilateral de independencia.

3 de noviembre: La magistrada española Carmen Lamela dicta una orden europea de detención y entrega contra los cinco políticos catalanes en Bélgica. Un día antes, la juez decreta prisión preventiva para ocho de sus compañeros en España por rebelión, entre otros delitos.

17 de noviembre: La fiscalía belga apoya le ejecución «parcial» de la extradición de los cinco -en libertad condicional tras entregarse a la justicia el 5 de noviembre- durante la primera vista sobre la euroorden en Bélgica. Otra audiencia tiene lugar el 4 de diciembre.

5 de diciembre: El nuevo juez instructor de la causa independentista en España, Pablo Llarena, retira la petición de extradición, al considerar que el análisis de la justicia belga podría generar una «distorsión» respecto al resto de dirigentes encarcelados en España.

Dinamarca, Suiza, Finlandia

7 de diciembre: 45.000 personas, según la policía, se manifiestan por las calles de Bruselas en apoyo a la independencia de Cataluña y a sus líderes, entre ellos Carles Puigdemont, que cierra la protesta con un discurso.

21 de diciembre: Las fuerzas independentistas renuevan su mayoría en los comicios en Cataluña, con el partido de Puigdemont encabezando el bloque pese a desarrollar una atípica campaña desde Bélgica a base de tuits y videoconferencias.

22 de enero: Desde Dinamarca, en su primer viaje fuera de Bélgica, el expresidente reitera su voluntad de formar de nuevo un ejecutivo regional. El 11 de abril, renuncia finalmente a su reelección a distancia, rechazada por la justicia, y designa como su sucesor al diputado Quim Torra.

18 de marzo: Su segundo viaje fuera de Bélgica le lleva a Ginebra (Suiza), donde acude a un acto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y a continuación a Helsinki. La justicia española aprovecha su presencia en suelo finlandés para lanzar el 23 de marzo una nueva euroorden.

Alemania, segunda euroorden

25 de marzo: Tras cruzar la frontera en su automóvil desde Dinamarca, la policía alemana arresta a Carles Puigdemont, que permanece en prisión hasta el 6 de abril, cuando la justicia alemana descarta provisionalmente su extradición a España por rebelión.

16 de mayo: En Bélgica, la justicia rechaza la extradición de los tres exconsejeros catalanes residentes todavía en este país, al estimar «irregularidades» en las segundas órdenes de detención y entrega cursadas por España. La cuarta exministra regional afronta la euroorden en Escocia.

12 de julio: Puigdemont puede ser extraditado a España por malversación de fondos públicos, pero no por el cargo más grave de rebelión, falla finalmente la corte superior de la región alemana de Schleswig-Holstein.

19 de julio: El juez instructor en España decide retirar las órdenes internacional y europea contra el expresidente catalán y otros cinco líderes separatistas en Bélgica, Suiza y Escocia, al rechazar que se extradite a Puigdemont sólo por rebelión.

Casa de la República en Waterloo

28 de julio: Carles Puigdemont regresa a Bélgica con el objetivo de internacionalizar su lucha por la independencia de Cataluña desde la denominada Casa de la República en la localidad belga de Waterloo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Puigdemont advierte a Sánchez: «El período de gracia se acaba»