El Gobierno quiere llegar a acuerdos sobre el futuro del carbón

El Ministerio de Transición Ecológica remitirá una propuesta a los sindicatos y volverán a reunirse el 11-S para negociar la continuidad de la minería

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Redacción

Los sindicatos mineros han vuelto a explicar esta tarde a los representantes del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y del Ministerio de Transición Ecológica su posicionamiento sobre dotar de un futuro al carbón autóctono que, a su vez, permita la continuidad de las centrales térmicas. La reunión ha durado dos horas y media y lo primero que ha trascendido es que los representantes del Gobierno central han trasladado que «hay voluntad de llegar acuerdos». El grupo de trabajo ha quedado emplazado para una próxima reunión el 11 de septiembre con el objetivo de que haya tiempo de estudiar lo planteado en esta jornada por los sindicatos. Las centrales recibirán en este plazo la propuesta del Ministerio.

El secretario general del SOMA-FITAG-UGT, José Luis Alperi, ha explicado en un adelanto al término del encuentro que se ha producido alguna incorporación al equipo de trabajo por parte del Ministerio y que hoy, de nuevo, «hemos vuelto a debatir y explicar el posicionamiento sindical, que no ha variado por el cambio de Gobierno, ya que responde a las necesidades del sector y de los territorios». El responsable sindical espera, por tanto, recibir la propuesta de la responsable de Transición Ecológica para el 11 de septiembre, fecha tras la cual podrían celebrarse varias reuniones a la semana si fuese necesario.

«Nos han dicho que hay voluntad política de llegar a acuerdos», comenta Alperi, que recuerda que en varias ocasiones ha señalado ya que «si hay voluntad política el tiempo necesario para desarrollar el acuerdo no debería ser excesivamente largo». Como prueba de esa voluntad, los sindicatos han dicho que «podría empezar a mostrase si la Ministra de Transición Ecológica y el Secretario de Estado de Energía responden a las peticiones de reunión que hemos hecho el pasado 14 de junio». Así, les han pedido que se pongan en contacto con las centrales térmicas para que éstas «hagan un esfuerzo de comprar carbón autóctono».

La visión de CCOO

«Entre expectantes y escépticos» han salido de la reunión los representantes de Comisiones Obreras. El secretario de la Federación de Industria de Asturias, Damián Manzano, ha puesto de relieve que el PSOE ya lleva dos meses en el Gobierno y que Pedro Sánchez había dedicado «buenas palabras» a la minería antes de ser presidente. «Sin embargo, dos meses después, su Gobierno necesita un mes más para plantear una respuesta cuando este partido no es nuevo en las negociaciones del carbón», ha señalado en tono crítico Manzano quien, no obstante, confía en que «el 11 de septiembre sea el punto de partida de una negociación» una vez que los sindicatos reciban la propuesta que el Ministerio de Transición Ecológica ha quedado de enviarles entre finales de agosto y principios de septiembre.

El secretario de la Federación de Industria de CCOO de Asturias ha insistido en que «la base de cualquier negociación» ha de ser el documento que ya en el mes de mayo le remitieron al anterior secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, un documento que reclama un plan social, la presencia del carbón autóctono en el mix energético, la quema del carbón en las centrales térmicas para darles continuidad y plan de reactivación y diversificación para las comarcas mineras. Damián Manzano ha recordado que a estas alturas «ya no hay ni un minuto que perder» en tanto que es necesario actuar en el ámbito europeo para revocar esa Decisión 787 que prohibiría la concesión de ayudas a aquellas explotaciones no competitivas a partir del 31 de diciembre de este año.

En la reunión se ha hablado también de la «situación dramática» que está viviendo el sector minero privado y que se ha reivindicado como «buena oportunidad de reflejar esa voluntad política» el que se les diera una solución.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El Gobierno quiere llegar a acuerdos sobre el futuro del carbón