«Te grabé masturbándote, paga en 24 horas»: Así es la nueva extorsión en la red

No piques. Y sobre todo no pagues. La Policía alerta de una campaña de sextorsión por correo electrónico que amenaza con mostrar a nuestros contactos vídeos personales al visitar sitios porno

Así es la sextorsión que llega a tu email y a la que no debes hacer caso Los delincuentes extorsionan a los usuarios de Internet amenazándoles con publicar fotos, vídeos o información sobre su intimidad obtenidos supuestamente cuando estos visitan páginas web pornográficas. La Policía Nacional señala que es una estafa.

Redacción | La Voz

No. No tienen un vídeo tuyo masturbándote. Tampoco van a mandarlo a tus contactos. Así que si recibes un correo electrónico alertándote con difundir imágenes personales tuyas supuestamente robadas en la red a no ser que pagues, no hagas ni caso. El «modus operandi» de la estafa, de hecho, no es nada original. Se basa en un capítulo de la serie de Netflix Black MirrorShut Up and Dance (Cállate y baila), sobre las consecuencias de las nuevas tecnologías. El capítulo en concreto arranca también con la amenaza a un joven de que poseen material íntimo robado mediante un hackeo de su portátil.

La Policía Nacional ha señalado hoy que, al igual que en la serie, este nuevo método que puede llegar en forma de mensaje a tu correo electrónico es también ciencia ficción.

¿Qué es lo nuevo de una sextorsión a la que no debes hacer ni caso?

El principal motivo de alarma para quien recibe la amenaza es que los delincuentes llegan a indicar una contraseña personal de las víctimas (antigua o actual), dando a la misiva un carácter que parece real, no siéndolo. «Al parecer obtenida hace años por filtraciones masivas en la Red, o indican que su dispositivo ha sido contaminado con un software malicioso», señala en un comunicado la Policía Nacional. Es decir, parece que tienen tu contraseña real, pero no es cierto.  

El mensaje que reciben las víctimas del último caso de sextorsión puede presentar esta forma
El mensaje que reciben las víctimas del último caso de sextorsión puede presentar esta forma

Los estafadores «afirman tener imágenes o videos personales íntimos conseguidos tras activar la webcam de los ordenadores o dispositivos móviles cuando visitaban páginas web pornográficas y, para evitar su difusión, solicitan pagos en bitcoins (...) en un plazo de 24 horas», detalla el escrito oficial

El chantaje consiste en amenazar al usuario de que si no hace una transferencia con el dinero exigido, desde 400 a 2.900 dólares, los ciberdelincuentes «difundirán los videos a conocidos de la víctima».

Que la forma de pago escogida sea una criptomoneda como el bitcoin, aún testimonial, por su naturaleza difícil de rastrear y que además nos pidan hacer el envío a monederos virtuales es otro motivo más de desconfianza.

Los consejos de la Policía

1. No alarmarse ni considerar la amenaza como real.

2. No realizar ningún pago solicitado.

3. No contestar al correo o correos recibidos ni entablar ningún tipo de conversación con los «extorsionadores».

4. Bloquear y marcar como correo no deseado al remitente de los correos.

5. Desconfiar de cualquier correo que pueda parecer extraño y de origen desconocido

6. No «clicar» sobre enlaces del cuerpo del correo recibido.

7. No abrir archivos adjuntos remitidos desde el email recibido.

8. Renovar la contraseña del correo electrónico, equipo y aplicaciones informáticas regularmente y establecer contraseñas seguras.

9. Mantener actualizados los equipos informáticos.

Si en alguna otra ocasión sospechas que estás sufirendo una estafa en internet recuerda que puedes avisar de ella a las fuerzas de seguridad en redesabiertas@policia.es.  

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

«Te grabé masturbándote, paga en 24 horas»: Así es la nueva extorsión en la red