Y el lobo se comió la manzana

Huawei adelanta a Apple y ya es el segundo fabricante que más móviles vende en el mundo. En el punto de mira de la firma china está ahora Samsung, al que quiere superar en el 2019


Como un lobo que nunca suelta a su presa. Con esa metáfora definía hace unos años su compañía Ren Zhengfei, fundador y presidente de Huawei, al que los hechos le están dando la razón. El gigante chino no solo ha conseguido crecer hasta convertirse en la marca más valiosa del país asiático sino que el respaldo de los consumidores le ha permitido alcanzar un hito aún más complicado: romper el binomio Samsung-Apple, que desde el 2010 se disputaban codo con codo el liderato mundial en la venta de móviles.

La pelea, ahora, es cosa de tres. Según las cifras publicadas hace unos días por la Corporación Internacional de Datos (IDC), Huawei dio el sorpasso y adelantó a Apple como la segunda empresa que más móviles despacha, con 54,2 millones de dispositivos comercializados en el segundo trimestre del año. Una cifra que le otorga una cuota de mercado global del 15,8 % y que supone un crecimiento de cerca del 41 % respecto a las ventas realizadas en el mismo período del año anterior. Auge más que notable si se tiene en cuenta la tendencia general del mercado, que no solo no crece sino que empieza a mostrar síntomas de fatiga, con un ligero descenso en la venta de smartphones.

Con ese arreón -que la organización que hace el estudio atribuye a la buena acogida de sus nuevo modelos estrella P20 y P20 Pro, lanzados en los últimos meses, así como a la introducción de la tecnología GPU Turbo para optimizar el rendimiento de los juegos móviles- la firma china consiguió desbancar a Apple del top 2 en el que estaba asentado desde hace ocho años. La compañía de la manzana vendió 41,3 millones de iPhones, lo que le otorga una cuota de mercado mundial del 12,1 %. A diferencia del empuje que muestra su competidor chino, la empresa que dirige Tim Cook apenas consigue crecer un 0,7 %, aunque mantiene a su buque insignia, el iPhone X, entre los terminales más demandados por los consumidores.

Rebasada Apple, quien mira ahora por el retrovisor el avance de Huawei es Samsung, que ve amenazado el liderazgo alcanzado en el segundo trimestre del año. Entre abril y junio, la firma surcoreana despachó 71,5 millones de teléfonos móviles, lo que supone un claro retroceso (superior al 10 %) respecto al mismo período del año anterior, en el que estuvo a punto de alcanzar la barrera de los 80 millones de unidades. Y es que las ventas de los nuevos S9 y S9+, lanzados a principios de año, fueron inferiores a lo esperado, apunta IDC para explicar esta tendencia. La caída se traduce en dos puntos menos de cuota de mercado, con un 20,9 % de las ventas globales, lo que le da todavía un margen de cinco puntos frente a su nuevo gran competidor.

Xiaomi también se dispara

Pero el lobo ha olido sangre y ya ha anunciado que no va a aflojar. El responsable de la división de Consumo de Huawei, Richard Yu, aseguró la semana pasada que el objetivo del grupo es ser líder mundial en smartphones en el cuarto trimestre del año que viene, con una cuota de mercado superior al 20 %.

Claro que la competencia es feroz y en el horizonte surgen más amenazas. La principal viene también de china y se llama Xiaomi. La firma se ha consolidado en la cuarta plaza y amenaza con romper el recién formado triunvirato Samsung-Huwaei-Apple. No en vano, entre abril y junio consiguió colocar casi 32 millones de unidades de su extenso catálogo de teléfonos móviles, disparando casi un 50 % sus ventas en solo un año y relegando a Oppo al quinto lugar del ránking de fabricantes.

Movimientos que, según Ryan Reith, responsable del estudio de IDC, continuarán en los próximos meses, ya que «hay mucha competencia en el segmento de gama alta entre Apple, Samsung y Huawei, que depende de la geografía y es poco probable que esto cambie mucho a corto plazo».

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Y el lobo se comió la manzana