Más de 50 modelos de coches vendidos este año en España, llamados a revisión

Los frecuente fallos de fábrica afectan ya a todas las marcas, y su corrección es gratuita


vigo/La voz

Las líneas de montaje, capaces de ensamblar un vehículo con sus varios cientos de componentes en menos de un minuto, comenten fallos. Cuando eso ocurre, el error se reproduce en cadena, afectando a miles de unidades. Sin ir más lejos, el fabricante de coches alemán BMW acaba de lanzar una llamada a revisión que afecta a 324.000 vehículos de la marca vendidos en Europa. No es algo aislado: solo en EE. UU. el año pasado más de 60 millones de vehículos tuvieron que pasar por el taller por alertas de seguridad.

No hay datos oficiales de Europa, ni de España, porque no existe un organismo como el instituto para la seguridad en la carretera norteamericano (IIHS por sus siglas en inglés) que contabiliza estas incidencias. Lo más parecido, en el caso de España, es el Instituto Nacional de Consumo, que ofrece un registro de alerta específico para vehículos y accesorios en el que publica las incidencias comunicadas en la mayoría de los casos por el propio fabricante.

Y entre enero y lo que va de agosto de este 2018, este registro de Consumo ha emitido ya alertas de seguridad de más de 50 modelos de vehículos matriculados en toda España.

Un vistazo a la relación de modelos en alerta en España permite llegar a la conclusión de que no se salva ningún fabricante y que las anomalías afectan tanto a vehículos de gamas medias y bajas, como a las premium.

Por precaución

Dice Consumo que siempre que se produce una llamada a revisión, la información es pública: «Cualquiera puede saberlo mirando los canales adecuados. De hecho, lo veremos en las noticias en casos muy graves. Es una rutina de la industria automovilística, y todas las marcas lo hacen con frecuencia, por motivos más o menos serios».

Anfac, la patronal española de los fabricantes de coches, insta a no alarmar porque, en la mayoría de los casos, se trata de una simple medida de precaución. «Un coche que se llama a revisión no tiene por qué estar roto ni tiene por qué estarlo en el futuro. Existe una posibilidad razonable de que ocurra, y para evitar problemas, el fabricante soluciona el origen del probable fallo. Llamada a revisión no implica coche malo», explican los fabricantes.

Los proveedores de componentes también quitan hierro al asunto. «Todas las marcas son veinte veces mejores ahora que hace años. El problema es que los vehículos se han hecho treinta veces más complejos», explican fuentes de la patronal Sernauto.

La lectura más positiva es que las marcas son las primeras en dar la alerta y llamar a revisión a cualquier modelo afectado en cuanto media docena de usuarios sufren la misma avería. El proceso es sencillo: repasan su base de datos y mandan una carta a todos aquellos propietarios de un vehículo susceptible de ser examinado. Solo hay que llevarlo al concesionario y la incidencia queda solucionada sin coste.

Volkswagen ya reparó ocho de cada diez vehículos del «dieselgate» en España

El sistema inventado por Volkswagen para trucar las emisiones contaminantes de sus coches diésel provocó en el 2015 más de 11 millones de afectados en el mundo. El fabricante asumió el compromiso de reparar el fallo de forma gratuita, con dos años adicionales de garantía.

Hasta julio del 2018, el grupo alemán arregló 8,5 millones de vehículos en Europa, lo que supone un 80% del total. Los datos, según el fabricante, son extrapolables a España.

La Comisión Europa recuerda que las reparaciones son gratuitas y de deberán de continuar hasta el 2020, según el compromiso adquirido con la multinacional germana.

En España quedan alrededor de 4.000 unidades pendientes de corrección. No está penalizada su circulación, porque el arreglo, que también es gratuito, es voluntario, y la última palabra la tiene el propietario, a pesar de que tanto el grupo Volkswagen como la Dirección General de Tráfico recomiendan que se corrija el sistema que maquilla las emisiones reales de los motores diésel.

Fuentes de la red oficial de talleres del grupo alemán explican que en España no existe un plazo límite para llevar a arreglar el vehículo afectado. «Todo está listo para que los clientes pasen por los talleres. Y así va a ser sine die. Es una decisión de los clientes», aseguraron.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Más de 50 modelos de coches vendidos este año en España, llamados a revisión