El Gobierno prevé consumar antes de fin de año la exhumación de Franco

Dará quince días a los familiares para hacerse cargo voluntariamente de los restos

Franco saldrá del Valle de los Caídos El Gobierno calcula que la exhumación de los restos del dictador se podría hacer a finales de año

madrid / la voz

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el decreto ley con el que inicia de manera oficial los trámites para la retirada de los restos de Franco del Valle de los Caídos. El Gobierno, a través de su vicepresidenta, Carmen Calvo, ya anticipa que el proceso de exhumación será «largo», pero confía en poder culminarlo antes de que concluya el presente año. Los familiares del dictador dispondrán de quince días para proponer un nuevo destino. En caso de la existencia de discrepancias o ante una negativa, será el propio Ejecutivo el que lo decida.

El real decreto con el que el Ejecutivo pretende blindarse ante reclamaciones que acaben enmarañando el proceso en los tribunales consiste en la modificación de un apartado de la ley de memoria histórica del 2007, considerada por este Gobierno como «muy positiva, pero incompleta». En concreto, la incorporación de un párrafo al artículo 16, en el que se indica la urgencia de realizar la exhumación del dictador. Este carácter «urgente» de sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos es uno de los aspectos en los que la vicepresidenta realizó mayor hincapié durante la rueda de prensa de este viernes. La Constitución recoge que el decreto ley está reservado para este tipo de ocasiones urgentes, y en la oposición, fundamentalmente desde el PP y Ciudadanos, ya han advertido que presentarán un recurso, al entender que no es el caso. Por ello, Carmen Calvo dedicó buena parte de su intervención a exponer las razones por las que el Ejecutivo considera que sí se cumplen los requisitos. Entre estas razones destacó «las indicaciones constantes de Naciones Unidas y el mandato del Congreso», que en la pasada primavera aprobó «sin un solo voto en contra» la reconversión del Valle de los Caídos en un punto de encuentro y de reconciliación para las víctimas de la Guerra Civil y la represión franquista. A ojos del Gobierno, la exhumación conforma solo el primer paso. «Vamos tarde; no se puede perder ni un solo instante», insistió Carmen Calvo.

A partir del próximo viernes 31, fecha en la que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar un acuerdo de incoación del procedimiento para dar comienzo a la exhumación, los familiares del dictador dispondrán de un plazo de 15 días para hacerse cargo de los restos mortales o proponer un nuevo destino. Fuentes de Moncloa admiten que este sería el «escenario idóneo».

Oposición de la familia

Hasta el momento no ha existido contacto entre las dos partes, pero según han podido conocer a través de los monjes benedictinos de la abadía encargada de la custodia, los descendientes del dictador se oponen. En este caso, será el Gobierno el que decida el nuevo emplazamiento de los restos de Franco, un sitio «digno y respetuoso», que por el momento no han querido desvelar a la espera de los acontecimientos.

Al encontrarse el nicho de Franco dentro de un lugar de culto, otro de los escollos a los que podría enfrentarse el Gobierno a la hora de proceder a la exhumación sería la resistencia de la Iglesia, que de momento guarda silencio. Calvo se mostró convencida de que este aspecto no revestirá problema alguno, dando a entender que el Estado mantiene una serie de acuerdos con el catolicismo como para acabar imponiendo su voluntad.

Por último, fuentes de Moncloa confirmaron la pretensión avanzada por la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, de proceder a la retirada definitiva de los restos de Franco sin advertir, con el fin de evitar aglomeraciones en la zona.

PP y C's acusan al Ejecutivo de quebrar la convivencia

R. Gorriarán
El portavoz adjunto del grupo popular en el Congreso, Guillermo Mariscal
El portavoz adjunto del grupo popular en el Congreso, Guillermo Mariscal

«Se puede poner en riesgo la Transición», llegan a decir los populares

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Guillermo Mariscal, acusó al Gobierno de «poner en riesgo» la Transición al trasladar al centro del debate político la exhumación de los restos de Francisco Franco. Tachó de «desfachatez» el decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros para el traslado del cadáver del dictador porque solo es un «intento para desviar la atención de la subida de impuestos y no ocuparse de lo que importa». Mariscal denunció que «la debilidad parlamentaria de (Pedro) Sánchez se traslada a quebrar la convivencia en nuestro país». Con medidas de este tipo, prosiguió, «se puede poner en riesgo la Transición» al abrir debates sobre lo ocurrido hace más de 40 años.

Seguir leyendo

El primer paso de un proceso que se resolverá en un plazo máximo de un año

El Gobierno completó este viernes el primer paso para proceder a la retirada de los restos de Franco del Valle de los Caídos, pero el camino que resta por delante hasta que esta se haga efectiva todavía es largo. La previsión del Ejecutivo es que se complete antes de finales de año, pero por si acaso, y conscientes de las complicaciones que puedan presentarse, dispone de un año para llevar a cabo la acción.

31 de agosto

Acuerdo de incoación. El segundo paso para sacar a Franco del Valle de los Caídos volverá a darse en la Moncloa. Será el próximo viernes, 31 de agosto, cuando el Consejo de Ministros aprobará un acuerdo de incoación del procedimiento.

15 días para la familia

Un nuevo destino. Desde este instante, los familiares de Franco disponen de 15 días para comunicar al Gobierno que se harán cargo de los restos o proponer un lugar adecuado para la reubicación de los restos del dictador. En caso de que se nieguen, será el Gobierno quien decida.

Informe de la comunidad

Otro mes de plazo. Transcurrido este plazo, el Gobierno deberá solicitar a la Comunidad de Madrid un informe no vinculante en materia de sanidad mortuoria. El plazo máximo es de un mes.

de nuevo la familia

Diez días para alegaciones. Los familiares volverán a contar con otros diez días para presentar cualquier tipo de alegación. Finalmente, el Consejo dispondrá de un nuevo destino.

Sada reclama que Meirás pase a manos públicas

El alcalde de Sada, Benito Portela, ha reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que el pazo de Meirás tenga similar trato que el Valle de los Caídos. En este sentido, el regidor solicita que el decreto ley de modificación de la ley de memoria histórica incluya un apartado relativo al monumento, en manos de la familia Franco, y que se pide que pase a manos públicas. «Agora é o momento oportuno para poñer tamén fin á vergoña e ao anacronismo histórico de que a familia do ditador siga retendo a propiedade», añade.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Gobierno prevé consumar antes de fin de año la exhumación de Franco