Rusia muestra músculo militar en las mayores maniobras desde la URSS

Participarán 300.000 soldados, 36.000 vehículos, 1.000 aviones y dos flotas navales


Redacción / La Voz

Rusia llevará a cabo en dos semanas las mayores maniobras militares de su historia reciente, solo comparables a las de hace cuatro décadas en tiempos de la Unión Soviética y la Guerra Fría. La demostración bélica es toda una demostración de fuerza por parte del presidente Vladimir Putin y su Ejército. Una declaración de que ni las sanciones de Occidente, que llegan al sector de defensa, pueden hacerle claudicar. También un recordatorio de que Moscú considera una amenaza la acumulación injustificada, en opinión del Kremlin, de tropas de la OTAN en su frontera occidental.

«Serán similares a Zapad-1981 [las últimas de la URSS], pero más impresionantes en cierta manera», aseguró el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú. Las maniobras soviéticas en 1981 incluyeron un simulacro de ataque a los países de la OTAN, el alter ego entonces del Pacto de Varsovia. El portavoz presidencial, Dmitri Peskov, justificó los ejercicios ante el contexto internacional «agresivo y antipático» hacia Rusia. Y de paso dar un argumento para defender el acto coste que supone la exhibición de poder militar en momentos en que aumenta la contestación social contra la reforma del sistema de pensiones, que el Gobierno anunció en junio en pleno Mundial de fútbol.

Los ejercicios Vostok-2018 tendrá lugar entre el 11 y el 15 de septiembre en los distritos militares de Rusia central y oriental (Siberia y el Lejano Oriente). Según Shoigú, participarán «más de 1.000 aviones y unos 300.000 soldados, o sea, prácticamente todas las fuerzas de los distritos central y oriental, así como las flotas rusas del Pacífico y del norte», según Shoigú.

«Imagínense 36.000 vehículos militares desplazándose al mismo tiempo: tanques, blindados de transporte de personal, vehículos de combate de infantería y todo esto, por supuesto, en condiciones lo más cercanas posibles a las de combate», señaló entusiasmado. Además de militares y equipos rusos, participarán unidades de China y de Mongolia.

La OTAN, informada

El portavoz de la OTAN, Dylan White, dijo que Rusia les informó en mayo de Vostok-2018. La Alianza está considerando la oferta rusa de que agregados militares de países aliados con base en Moscú observen las maniobras. Japón ya se ha quejado por la acumulación de tropas en el límite oriental de Rusia. El primer ministro Shinzo Abe así se lo hará saber a Vladimir Putin en el foro económico en Vladivostok donde coincidirán esta semana.

Hace un año los ejercicios Zapad-2017 solo habían desplegado 12.700 soldados en Rusia y Bielorrusia, según Moscú, aunque la OTAN negó esa cifra y barajó cerca de cien mil. Putin ha hecho de la modernización del Ejército una prioridad. Un ejemplo es su presencia en el Mediterráneo. El diario Izvestia daba cuenta de que la Armada rusa ha realizado su mayor despliegue en el Mediterráneo desde que intervino en la guerra en Siria: diez buques, que en su mayoría están equipados con misiles de crucero, así como dos submarinos.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Rusia muestra músculo militar en las mayores maniobras desde la URSS