Meghan McCain provoca a Trump en el funeral de su padre: «La América de John McCain siempre fue grande»

La hija del senador republicano fallecido ha reinvindicado que el país al que representó y defendió su padre «no necesita ser grande de nuevo, porque siempre lo fue».


Meghan McCain, la hija del fallecido senador y ex candidato presidencial John McCain, ha dedicado parte de su elegía en el funeral que se celebra hoy por su padre a lamentar la visión reduccionista de América exhibida por presidente de EE.UU. y rival de su padre, Donald Trump, como un ejercicio de «retórica barata» derivado de una «vida de privilegio».

«La América de John McCain no tiene por qué volver a ser grande porque su América siempre fue grande», ha proclamado McCain en una indirecta al lema de campaña de Trump durante el servicio religioso en la Catedral Nacional de Washington, al que el mandatario no ha sido invitado, aunque sí su hija, Ivanka, y su yerno, Jared Kushner.

El presidente estadounidense se dirigió hoy a su club de golf en Loudoun County (Virginia), mientras en Washington se celebraba el funeral. La rivalidad entre Trump y McCain terminó de desatarse cuando el ahora mandatario, en plena campaña, desdeñó el tiempo que McCain pasó en manos de las fuerzas norvietnamitas durante la Guerra de Vietnam. «A mí me gusta la gente a la que no capturan», llegó a decir Trump. A partir de ahí, la postura radical del magnate comenzó a chocar constantemente con el republicanismo moderado de McCain, que llegó a votar en contra de la enmienda a la reforma sanitaria de Obama impulsada por la Casa Blanca.

«Nos reunimos aquí para llorar el fallecimiento de la grandeza estadounidense. La de verdad, no la de la retórica barata de hombres que nunca se acercarán al sacrificio al que él ofreció con tanta voluntad, ni la de la apropiación oportunista de aquellos que vivieron vidas de consuelo y privilegio», ha añadido McCain.

«A John McCain no le definió ni la cárcel, ni la Marina, ni el Senado, ni el Partido Republicano, ni ninguno de los actos que realizó en su vida, que fue absolutamente extraordinaria. John McCain fue definido por el amor», ha agregado.

Tras McCain presentaron sus últimos respetos el exsecretario de Estado de EEUU Henry Kissinger, así como los expresidentes de EEUU Barack Obama y George W. Bush, por deseo expreso de la familia.

La última palabra de McCain contra el presidente

Adriana Rey

El senador fallecido organizó personalmente sufuneral

Poco después de que John McCain supiese que iba a morir a causa de su cáncer cerebral, el senador comenzó a organizar reuniones todos los viernes en su oficina del Capitolio. El objetivo: preparar su propio funeral. McCain coreografió cada movimiento de su ataúd desde Arizona (su estado natal) hasta Washington. En abril, cuando supo que se acercaba su fin, comenzó con las llamadas de teléfono a republicanos y demócratas para que pronunciasen elegías en las respectivas ceremonias. Así, el político organizó cuidadosamente una celebración de cuatro días para despedirse de su patria y de paso reprender una vez más a Donald Trump. Después de años de burla por parte del presidente, el senador tendría la última palabra.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Meghan McCain provoca a Trump en el funeral de su padre: «La América de John McCain siempre fue grande»