El abogado de Llarena cuestiona la jurisdicción belga para dirimir el caso contra el juez del Supremo

Solicita un tribunal de tres magistrados porque «es un caso excepcional» y avanza que aunque en la vista de hoy representa al magistrado, a partir del día 25 actuará en nombre del Reino de España

Tribunal belga que estuda la demanda contra el juez Llarena
Tribunal belga que estuda la demanda contra el juez Llarena

Bruselas

El abogado del juez Pablo Llarena ha cuestionado hoy ante la jueza belga la jurisdicción de ese país para dirimir un caso contra el magistrado del Tribunal Supremo y reclamó que diriman la demanda tres jueces distintos por la complejidad del proceso.

«El Reino de España y el juez Llarena contestan la jurisdicción de las cortes y tribunales belgas. He solicitado que se pospusiera la audiencia al 25 de septiembre para pedir al Reino de España intervenir para defender su inmunidad de jurisdicción», declaró el letrado que representa a Llarena, Hakim Boularbah.

Boularbah pidió a la sala un tribunal de tres magistrados porque «es un caso excepcional» y explicó que en la vista de este martes representa al juez Llarena pero que a partir del día 25 actuará en nombre del Reino de España.

En la primera audiencia, que fue pública y duró apenas diez minutos, los abogados de las dos partes aceptaron la fecha del 25 de septiembre propuesta por la jueza para la siguiente vista. Tras la breve audiencia el letrado Gonzalo Boye, que acompañó a la defensas del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconsejeros huidos en Bélgica, encabezada por el letrado Christophe Marchand, dijo que la otra parte quiere cuestionar la jurisdicción «porque es la única línea de defensa que tiene».

A propósito del tribunal demandado por Llarena de tres jueces, Boye señaló estar totalmente de acuerdo y haberlo ya «previsto» incluso por «la complejidad, porque es muy técnico». Asimismo señaló que el error de traducción que llevaron a cabo en la demanda a Llarena presentada en lengua francesa es «anecdótica», que ya fue corregida, y que en España se ha utilizado como «cortina de humo».

A la vista también acudieron los exconsejeros huidos, parte demandante, Toni Comín y Lluís Puig, que hablaron de «indicio de malversación» por el hecho que el Ejecutivo decidiera costear la defensa de Llarena. 

El nuevo curso político se enreda en Cataluña

fran balado

Pedro Sánchez propone «un referendo por el fortalecimiento del autogobierno», que desde la oposición califican de barbaridad y que los independentistas consideran insuficiente

España afronta un nuevo curso político que viene marcado por un viejo problema: Cataluña. El desafío secesionista vuelve a acaparar todas las atenciones. El relevo de Sánchez a Rajoy en la Moncloa dio pie a que algunos confiaran en que se rebajaría la tensión, pero ni siquiera el verano ha concedido una tregua, con episodios violentos, calles y playas repletas de lazos y estacas amarillas, y cruces de declaraciones y amenazas de los políticos; claros síntomas de que se avecina otro otoño muy caliente. El independentismo prepara dos fechas con especial mimo: la Diada, el próximo martes 11 de septiembre, y el aniversario del referendo ilegal del 1 de octubre. Y en los 19 días que median entre ambos, una huelga que amenaza con paralizar Cataluña.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El abogado de Llarena cuestiona la jurisdicción belga para dirimir el caso contra el juez del Supremo