El Gobierno danés quiere obligar por ley a dar la mano a los que deseen conseguir la nacionalidad

El apretón expresaría «un respeto especial por la sociedad danesa» y señalaría «que se han asumido sus valores». La propuesta ha provocado protestas públicas de alcaldes de varios partidos

La ministra de Integración danesa,  Inger Stojberg
La ministra de Integración danesa, Inger Stojberg

copenhague / efe

El Gobierno danés quiere obligar por ley a quienes deseen obtener la nacionalidad a participar en una ceremonia que incluye un apretón de manos para mostrar respeto a los valores daneses, un proyecto que ha sido recibido con polémica.

El Gobierno de derecha en minoría, el ultraderechista Partido Popular Danés y los socialdemócratas acordaron en junio nuevas medidas restrictivas en el acceso a la nacionalidad, que incluían una ceremonia en los ayuntamientos en la que el solicitante debía firmar un documento en el que se comprometía a respetar la Constitución. Sin embargo la decisión de las autoridades suizas el mes pasado de negar la nacionalidad a una pareja de musulmanes por rechazar la mano a los funcionarios del sexo contrario que los entrevistaban hizo que los populares y los conservadores propusieran modificar el acuerdo.

La ministra de Integración, la liberal Inger Støjberg, anunció el pasado fin de semana un cambio legal que obliga a que en la ceremonia haya «uno o varios representantes municipales que se encuentren cara o cara con los participantes y les den la mano». El apretón expresaría «un respeto especial por la sociedad danesa» y señalaría «que se han asumido los valores daneses», según el texto provisional.

«Para mí es una cuestión de mostrar respeto por el país que se ha elegido. Nadie obliga a nadie a ser ciudadano danés. Cuando se quiere serlo, también hay que tomar un conjunto de valores. Y queremos hacerlo a través de una ceremonia», dijo Støjberg al diario Jyllands-Posten.

La propuesta ha provocado protestas públicas de alcaldes de varios partidos, incluidos de las formaciones que integran la coalición de gobierno. «Varios me han preguntado: ‘¿Y se te mandan a la cárcel por negarte?’ Pues voy. Normalmente, en un caso así, deberían multarte, pero yo pagaría con gusto las multas», declaró Ole Bjørstop, alcalde socialdemócrata de Ishøj, suburbio de Copenhague.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El Gobierno danés quiere obligar por ley a dar la mano a los que deseen conseguir la nacionalidad