El consumo de energía bate récords en agosto por el intenso calor

El incremento de la demanda de electricidad explica en parte la subida de la factura de la luz


redacción / la voz

Ahogados por el intenso calor, los españoles consumieron en agosto 22.095 gigavatios hora de electricidad. Fue el dato más alto para el octavo mes de año de los últimos diez, y supone un incremento de la demanda de un 2,1 % en relación con el mismo período del ejercicio precedente, según datos oficiales divulgados ayer por el operador del sistema eléctrico, REE. Esta sociedad atribuye tal récord a las «anómalas temperaturas registradas», que se aliviaron a golpe de aire acondicionado. Efectivamente, de acuerdo con los datos que maneja la Aemet, la temperatura media en toda España fue en agosto pasado de 25,6 grados. Son 1,7 más de lo habitual para ese mes durante un período de referencia que comenzó a medirse en 1981. Según la agencia estatal de meteorología, es el segundo agosto más cálido desde 1965, por detrás solamente del del 2003, cuando fue 0,6 grados superior al pasado.

Ese incremento de la demanda de energía explica en parte el encarecimiento del precio del megavatio hora producido y vendido en el mercado mayorista de electricidad, y su impacto en aproximadamente una tercera parte de la factura doméstica de la luz. La de agosto se encareció un 11 % con respecto a la del mismo mes del año pasado. Pero no solo por la subida de la demanda, también por el aumento de las cotizaciones de los combustibles que usan las centrales térmicas para producir energía (carbón y gas natural), así como por los derechos de emisión de dióxido de carbono. También influyó en el incremento de precios de mercado una aportación minoritaria de las energías renovables. Así, según información de REE, las tecnologías limpias (véase, eólica e hidráulica) proporcionaron el 33,8 % de la energía generada en agosto. Fueron minoría, pero aun así su aportación fue un 14,4 % más elevada que la del mismo mes del 2017.

Entre ellas, la principal fue la procedente del viento, con el 14,5 % (acusó un descenso del 7,4 %). La eólica fue, de todos modos, la tercera tecnología que más contribuyó al sistema.

La del agua de los ríos representó un 10 % del total, con un incremento mensual de producción nada menos que del 94,4 %, teniendo en cuenta que el año pasado apenas llovió.

La primera tecnología de generación fue la nuclear, con el 24,4 %, seguida por el carbón, con el 16,7.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El consumo de energía bate récords en agosto por el intenso calor