Florence amenaza a más de 5 millones de estadounidenses

Los demócratas acusan a Trump de pasar fondos de la agencia de emergencia a centros de detención de inmigrantes

Imagen tomada por el astronauta de la ESA
Imagen tomada por el astronauta de la ESA

Nueva York / corresponsal

Con un tamaño mayor que todo el estado de Florida (725 kilómetros de largo), el huracán Florence azotará hoy las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur, con vientos sostenidos de más de 200 kilómetros por hora. «Va a ser como un puñetazo de Mike Tyson en las Carolinas», dijo Jeff Byard, jefe de la Agencia Federal de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). El poderoso huracán «extremadamente peligroso» que hasta ayer se mantenía de categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson, provocó la evacuación de más de un millón y medio de personas y obligó a convertir en rutas de una sola dirección algunas de las autopistas más transitadas de las Carolinas. Más de cinco millones de personas se encuentran amenazadas directamente por el monstruoso ciclón, cuya trayectoria es medida al milímetro por el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Las actualizaciones del CNH pronosticaron ayer un ligero giro al suroeste por parte de Florence, por lo que Georgia declaró el estado de emergencia sumándose así a Virginia, las Carolinas y el Distrito de Columbia. Varios expertos advirtieron que este huracán podría ser «el más catastrófico de las últimas décadas», porque sus poderosos vientos podrían ir mucho más allá de la zona costera y penetrar ampliamente en EE.UU. Ante la llegada de Florence, Donald Trump reiteró la seria amenaza que supone este fenómeno para la vida de las personas. «¡Manténganse a salvo!», pidió en Twitter. De paso el presidente volvió a insistir en el «gran trabajo» realizado en Puerto Rico tras el paso del huracán María hace un año pese a los más de 3.000 muertos y la situación precaria en la que los afectados siguen viviendo, algunos todavía hoy sin luz.

La gestión del republicano fue puesta en duda por los demócratas quienes denunciaron un traspaso irregular de casi diez millones de dólares de FEMA, para la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE). Así lo manifestó el senador Jeff Merkley, tras acusar a la Administración Trump de coger dinero de «respuesta y socorro» y enviarlo a otros «fondos para centros de detención» de inmigrantes. Seguridad Nacional negó las imputaciones de Merkley y acusó al demócrata de intentar impulsar «una agenda falsa» en un momento en el que el Ejecutivo está enfocado en ayudar a millones de personas que se enfrentan a «una catástrofe».

Comentarios

Florence amenaza a más de 5 millones de estadounidenses