Colectivos de la gestación subrogada responden a la ministra: «Se regulará»

Ven irresponsables las declaraciones de Carcedo, que equiparó la práctica al tráfico de órganos


Santiago / La Voz

Declarar ilegal a nivel internacional la gestación subrogada en la misma línea que lo es el tráfico de órganos o la venta de niños. Es lo que quiere la nueva ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y así lo dejó claro horas después de tomar posesión de su cargo. Las afirmaciones han caído como un jarro de agua fría entre las asociaciones y colectivos que defienden este tipo de gestación, pero lo cierto es que no creen que esta postura evite que España acometa la regulación de estos procesos. «Esta es una realidad y llegará», dice Marcos Jornet, presidente de Son Nuestros Hijos. Y arremete duramente contra la nueva titular del Ministerio, ya que «lo que hace en su primer día de mandado es promover el bullyng y el odio hacia nuestros hijos y familias, criminalizando una práctica legal en países tan poco sospechosos de vulnerar derechos humanos como Portugal, Grecia, Reino Unido, Canadá o Estados Unidos», explica.

Óscar Gavín, responsable de comunicación de la Asociación para la Maternidad Subrogada en España, se manifiesta de forma similar: «Son declaraciones totalmente irresponsables». Coincide también en que esta postura por parte del Gobierno central no impedirá que España acabe regulando esta realidad, «la regulación va a llegar tarde o temprano, no pedimos además que sea de modo inmediato, sino que queremos una ley ética, garantista y que proteja todas las partes, sobre todo a los menores nacidos y a las mujeres que libre y conscientemente quieren ayudar a estas familias». Gavín recuerda que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos hizo rectificar a los gobiernos de Francia e Italia obligando a inscribir a los menores nacidos mediante gestación subrogada, e insiste en que, «siempre denunciaremos destinos o clínicas que lo hagan mal o cometan abusos».

Protocolo internacional

Ana Miramontes, abogada gallega especializada en gestación subrogada, recuerda que mientras María Luisa Carcedo pretende impulsar una prohibición a nivel internacional, la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado trabaja en la elaboración de un protocolo a nivel mundial para que puedan acogerse los países como ocurre con la adopción. «La Haya insiste en que es urgente regular, pero en ningún momento habla de prohibición y mucho menos a nivel internacional», explica Miramontes.

Sobre la entrevista de la ministra en la que equiparó esta gestación con el trafico de órganos, esta abogada cree que las declaraciones son «altamente contrarias a cualquier respeto hacia las personas. Hay muchas familias con niños que se están viendo afectadas profundamente por este tipo de afirmaciones». Como poco, añade la letrada, «están fuera de lugar».

La gestación subrogada está regulada en varios países, pero la normativa es muy diferente entre estados. Por ejemplo, Canadá no permite ningún tipo de compensación económica a la gestante para garantizar que sea un acto altruista, con una norma similar a la del Reino Unido. Grecia, que la regula desde el 2002, sí contempla una compensación por las molestias, pero que no puede superar una cantidad determinada. Portugal fue el último país en legislar esta gestación pero el Tribunal Constitucional anuló la norma hace unos meses.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Colectivos de la gestación subrogada responden a la ministra: «Se regulará»