PP: «Es usted un zombi, ¡váyase!»

Los independentistas se suman al PP y a Podemos al exigir la inmediata dimisión de la ministra, que ayer se batió casi en solitario en la sesión de control del Congreso


madrid / la voz

El Gobierno se enfrentó ayer a una sesión de control en el Congreso que en la práctica quedó reducida a una sesión de control a Dolores Delgado. La cuestionada ministra de Justicia se presentó en la Cámara Baja recién reprobada por el Senado y tan solo unos minutos después de conocer la última entrega de las grabaciones de su comida del 2009 con el excomisario Villarejo, difundidas por Moncloa.com, en las que asegura haber visto a varios jueces y fiscales españoles con menores durante un viaje de trabajo a Colombia.

Delgado fue recibida a las puertas del Congreso por la portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra, con quien se fundió en un abrazo en el patio de entrada, pero su apoyo a lo largo de la mañana quedó casi reducido a ese gesto. De los sillones reservados en la primera fila del hemiciclo para los miembros del Gobierno, los tres de su izquierda y los tres de su derecha permanecieron vacíos durante su intervención, proyectando cierta imagen de desamparo.

A Delgado le tocó defenderse en solitario de las embestidas de la oposición. Fue especialmente agresiva la del diputado popular Rafael Hernando: «Mentir no es de justicia. Su presencia hoy es una vergüenza y mancilla esta Cámara. La ministra de Justicia es la notaria mayor del reino, se le tienen que exigir las mayores dosis de compromiso con la verdad. Y usted no dice la verdad ni cuando rectifica. Cada comunicado desde su ministerio es una mentira. España necesita un Gobierno decente, y ni usted ni el doctor Sánchez están a la altura. Usted es rehén de sus peligrosas amistades con las cloacas. Es un zombi en un Gobierno al que ni el CIS le va a cambiar la cara. Es una rémora para cualquier Gobierno. La opinión pública ya la ha condenado. Váyase». Fuentes del PP ya dan por descontada la dimisión.

Delgado no entró en el juego y se limitó a criticar una instrumentalización de la Justicia por parte del anterior Gobierno. Pero además de estas cornadas de la oposición, la titular de Justicia también tuvo que soportar constantes pullas de sus socios parlamentarios, desde Podemos a ERC. Pablo Iglesias, que el día anterior ya le había indicado la puerta de salida, se reafirmó en su postura. «Lo que toca Villarejo mancha, y cuanto más lejos esté lo que ha tocado Villarejo de la vida política mejor. He sido muy claro», dijo.

El diputado de ERC Gabriel Rufián también apostó por su marcha: «Villarejo es el responsable de la peor guerra sucia, y si te reúnes con él, eres un compinche», comentó.

Aguantando la tempestad

Dolores Delgado, que ofreció una actitud más reposada que la tarde anterior en el Senado, aguantó la tempestad como pudo y, apoyándose en los mismos argumentos que utilizaría horas después Pedro Sánchez en su comparecencia desde Nueva York, afirmó que no presentaría su renuncia: «No voy a dimitir. Ni este Gobierno ni esta ministra van a aceptar el chantaje de nadie», dijo entre los aplausos de la tribuna socialista.

La ministra abandonó el Congreso a la carrera, sin realizar declaraciones, y anuló su viaje a Zaragoza, en donde tenía previsto presidir una entrega de diplomas en la Facultad de Derecho.

Dolores Delgado dará explicaciones el 10 de octubre en el Congreso a petición propia

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ya tiene fecha para su comparecencia en el Congreso, en la que tratará de explicar las grabaciones publicadas a lo largo de esta semana y que la vinculan con el excomisario Villarejo. Será el próximo 10 de octubre en el marco de la Comisión de Justicia. Delgado quiso comparecer a petición propia en el momento en el que comenzaron a difundirse los audios.

El PP exige su dimisión inmediata y, aunque con menos contundencia, Podemos y ERC también piden su salida del Ejecutivo, alegando que un ministro del Gobierno no puede mantener ningún tipo de relación con el excomisario acusado de pertenencia a organización criminal y de blanqueo de capitales por la operación Tándem.

En C’s quieren escucharla

El único partido que mantiene cierta prudencia y que por el momento le concede el beneficio de la duda es Ciudadanos. Su presidente, Albert Rivera, compareció ayer para referirse a la situación de la titular de Justicia. Cree que lo que se desprende de las grabaciones es «muy grave», pero se remite a las explicaciones que pueda aportar el próximo 10 de octubre antes de exigir su cabeza: «O es capaz de dar una explicación que nos convenza a todos o tendrá que dimitir», comentó.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene pendientes dos comparecencia en el Senado forzadas por el PP: una por la política migratoria y otra por su tesis, pero todavía con fecha por concretar.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

PP: «Es usted un zombi, ¡váyase!»