Por qué se producen tantos terremotos en Indonesia

Xavier Fonseca Blanco
Xavier Fonseca TRIBUNA

ACTUALIDAD

AZWAR IPANK

En el Pacífico se registra el noventa por ciento de la actividad sísmica mundial

23 dic 2018 . Actualizado a las 19:11 h.

Los terremotos ya existían antes de los seres humanos. En realidad son manifestaciones que evidencian que la Tierra goza de buena salud. Si no hubiese movimientos sísmicos viviríamos en un planeta muerto. Claro que ahora, con siete mil millones de personas habitando el mundo, se han convertido en eventos devastadores. La naturaleza odia los desequilibrios y ocupa su tiempo realizando ajustes. El viento, por ejemplo, actúa para compensar la gran diferencia térmica que hay entre el ecuador y los polos.

Los terremotos son una consecuencia de un acontecimiento que tuvo lugar hace 350 millones de años, cuando había un único continente llamado Pangea. El megacontinente se fracturó y a partir de la división comenzó a gestarse la configuración actual del planeta. Pero ese proceso sigue en marcha. Dependiendo de la zona, las placas tectónicas están separándose o uniéndose. La India continúa acoplándose a Eurasia, una interacción que generó en el pasado la elevación del terreno que hoy llamamos Himalaya, que acoge la montaña más alta, el Everest. En el Atlántico, las placas se están separando ahora mismo, creando nueva superficie. Esto explica por qué los tsunamis no se forman en nuestro vecino océano.

Todo lo contrario ocurre en el Pacífico, donde se registra el noventa por ciento de la actividad sísmica mundial. Ahí la placa oceánica se introduce por debajo de la continental. Ese constante rozamiento genera una elevada tensión que provoca la actividad sísmica. Las zonas más activas se encuentran en los bordes de los continentes que bañan el Pacífico y que conforman el Cinturón de Fuego.