Policías de las UIP denuncian que sus furgones llevan más peso del permitido para circular

La dotación habitual de los vehículos es de ocho agentes más todo su equipamiento antidisturbios


redacción / la voz

Agentes de las unidades de intervención policial (UIP) de la Policía Nacional denuncian que sus vehículos oficiales incumplen la normativa vigente. Aseguran que las furgonetas en las que se desplazan a diario llevan más carga de la autorizada, con lo que están en permanente riesgo en la carretera. La masa máxima autorizada de los furgones que utilizan estos grupos de élite de la Policía Nacional es de 3.500 kilos, pero la realidad es que ese peso se supera con creces cada vez que se suben los ocho agentes que de manera habitual forman la dotación de cada furgón.

En un pesaje que realizaron los propios agentes, con vehículos en disposición de servicio, es decir, con la carga de ocho agentes y con todo el equipamiento reglamentario, como armamento, chalecos antibalas, protecciones y distinto material antidisturbios, el resultado fue de 3.900 kilos, 400 más de lo que permite la configuración de los vehículos. A eso hay que añadir que esos furgones cuentan con protecciones de hierro en los parachoques delanteros, lo que incrementa el peso.

Los agentes destacan que esta situación pone en grave riesgo sus vidas, ya que circulan con un peso muy superior al habitual y eso tiene una incidencia negativa en la estabilidad de unos vehículos que pueden llegar a recorrer hasta 800 kilómetros diarios, pues estos grupos suelen tener mucha movilidad.

En esos vehículos se desplazaron a Barcelona durante las movilizaciones independentistas De hecho, ese sobrepeso que denuncian los funcionarios policiales ya ha provocado varios reventones de neumáticos en plena carretera durante los desplazamientos que realizan estas unidades entre sus bases y los lugares de intervención. Esos furgones son los mismos con los que los policías nacionales de las unidades de intervención se desplazaron por carretera hasta Barcelona para reforzar la presencia policial durante las movilizaciones independentistas. En esos largos trayectos se incrementaron de manera notable los riesgos para los agentes, que se preguntan si el Consorcio de Compensación de Seguros, que es el organismo que da cobertura a los vehículos oficiales, se hará cargo de los daños en caso de un accidente de tráfico, ya que en estos furgones se incumplen las características incluidas en sus fichas técnicas. Además, al sobrepasar los 3.500 kilos, los conductores de este tipo de vehículos tendrían que tener un permiso de conducir de la clase C, y el que se pide para este servicio es el B.

Más de 350 furgones

Dicen estos policías nacionales que en España están circulando más de 350 furgones con ese sobrepeso, por lo que a diario se pone en riesgo la vida de más de dos mil agentes. Según explican, estos vehículos pasan la ITV en instalaciones militares. Y lo hacen en vacío, cuando ya pesan 3.300 kilos. Si se les suman ocho agentes, de unos 90 kilos cada uno, el peso del furgón aumenta más de 700 kilos.

Comentarios

Policías de las UIP denuncian que sus furgones llevan más peso del permitido para circular