La Fiscalía baraja pedir penas que superen los 20 años para Junqueras

ERC avisa a Sánchez de que no negociará los Presupuestos si la Fiscalía no retira los cargos contra los procesados


Redacción

A la espera de que el Tribunal Supremo dicte la apertura del juicio oral contra los líderes del desafío independentista catalán, la Fiscalía ultima su escrito de calificación, en el que, según fuentes jurídicas, mantendrá la acusación de rebelión para todos. Los cuatro fiscales de Sala que dirigirán la acusación -Javier Zaragoza, ex fiscal jefe de la Audiencia Nacional; Consuelo Madrigal, ex fiscal general del Estado; Fidel Cadena y Jaime Moreno- mantienen un criterio unánime con respecto a ese delito.

Eso sí, se prevé pedir penas diferentes según el grado de responsabilidad en lo ocurrido y no se descarta que algunos de los procesados por Pablo Llarena quede fuera del escrito del fiscal. La Fiscalía, como recoge Europa Press, baraja la petición de penas agravadas para los líderes, que en el caso de Oriol Junqueras podrían superar los 20 años de cárcel por el delito de rebelión. Para el exvicepresidente se reclamará la mayor condena como dirigente.

La aplicación de estas penas más altas obedece, siempre según el borrador de la Fiscalía del que informa Europa Press, a la integración del delito de malversación de caudales públicos en el principal de rebelión, lo que obliga a aplicar las penas agravadas. No obstante, la petición de cárcel para los líderes separatistas podrán verse finalmente rebajada una vez se celebre el juicio, en el turno de conclusiones definitivas, según señalan las mismas fuentes.

Estas penas iniciales, de entre 20 y 25 años de prisión, se baraja pedirlas tanto para Junqueras como para el resto del exGovern en prisión, según las mismas fuentes, esto es, para los exconsejeros Joaquim Forn (principal responsable de los Mossos de'Esquadra) y el resto de los que se encuentran en prisión que son Raül Romeva, Dolors Bassa, Josep Rull y Jordi Turull.

Penas menores para los procesados que no tienen malversación

En un segundo nivel de penas, se estudian pedir entre los 10 y 15 años (que podrían llegar a los 20 en función del grado de responsabilidad) para los procesados que no tienen malversación, que son la exvicepresidenta Carme Forcadell y los

En un segundo nivel de penas, se estudian pedir entre los 10 y 15 años (que podrían llegar a los 20 en función del grado de responsabilidad) para los procesados que no tienen malversación, que son la exvicepresidenta Carme Forcadell y los expresidentes de de la ANC (Asamblea Nacional Catalana) Jordi Sànchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. El resto del exgobierno catalán procesado podrían aparecer en el escrito con penas más bajas, de entre 5 y 10 años, o incluso quedar fuera de la petición fiscal según las mismas fuentes.

No obstante, la Fiscalía presentará previsiblemente a los magistrados que juzgarán este asunto una petición alternativa, por delitos de sedición y malversación, que en todo caso tienen como consecuencia una petición de pena muy similar al sumarse las de ambos delitos.

ERC: «No negociaremos si el Gobierno no insta a la Fiscalía a retirar las acusaciones»

Andreu Van den Eynde, abogado defensor de Oriol Junqueras, Raül Romeva y Carme Forcadell, no ha querido entrar en valoraciones sobre las que califican de «tácticas de distracción» de la Fiscalía y han exigido la «absolución» de los acusados.

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, opr su parte, ha advertido al Gobierno de Pedro Sánchez de que no negociará los Presupuestos si no insta a la Fiscalía «a retirar las acusaciones» contra los dirigentes secesionistas.

Con las arengas de los Jordis empezó todo

m. b. c. r.

Las manifestaciones tumultuarias frente a la consejería de Economía congregaron a entre 40.000 y 60.000 personas

«El Estado asalta las instituciones propias y llegará hasta donde le dejemos. Vivir en democracia en Cataluña está en nuestras manos». «Atención, todos a Rambla Cataluña con Gran Vía. La democracia se defiende en la calle. Recordad, serena y pacíficamente. Coraje». Estos mensajes fueron enviados entre las 8.28 y las 8.59 de la mañana del 20 de septiembre del 2017 en Twitter por Jordi Cuixart, presidente de Ómnium Cultural, una de las grandes entidades civiles independentistas en Cataluña, nacida en 1961 y con 117.000 socios. Así amanecía aquel último día de verano la cuenta personal del ahora procesado en el Tribunal Supremo por un delito de rebelión, que este martes cumple un año en prisión preventiva en el módulo «de participación y convivencia» de Lledoners, a 70 kilómetros de Barcelona.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La Fiscalía baraja pedir penas que superen los 20 años para Junqueras