Portugal rebajará un 50 % el IRPF a los emigrantes que decidan regresar

La bonificación ya aparece en los Presupuestos del 2019 y se durará hasta el 2023


vigo / la voz

Con el PIB al alza durante cuatro años seguidos, la inversión extranjera batiendo récords (más de 1.163 millones en el 2017) y el desempleo en el nivel más bajo de los últimos 16 años, con un registro de 333.000 parados, es hora de volver a casa. Entre el 2011 y el 2015, la austeridad impuesta por el rescate económico de Portugal provocó la salida del país de 240.000 trabajadores, la mayoría de entre 30 y 50 años.

Ahora hacen falta y el Gobierno que preside António Costa, consciente de que el todavía bajo nivel de vida luso (580 euros de salario mínimo) no es el mejor aliciente para que emprendan el camino de vuelta, ha decidido allanarles el camino por la vía fiscal.

La fórmula está escrita ya en el borrador de los Presupuestos Generales del Estado para el 2019, que estos días se debate en el Parlamento luso, y consiste en ofrecer a las personas que decidan regresar a Portugal una rebaja del 50 % en el IRS (el IRPF español) entre los años 2019 y 2023. «Durante este período de cinco años, las empresas deben aplicar solo la mitad de la tasa de retención a los rendimientos de estos trabajadores», aclaró el presidente Costas hace unos días, en su comparecencia de defensa de las cuentas del Estado luso para el año próximo.

La bonificación fiscal no cuenta para todos los emigrantes, solo para los que se marcharon a partir del 2015, es decir, en la última legislatura. Y la condición para disfrutar de la rebaja es regresar entre el 1 de enero del 2019 y el 31 de diciembre del 2020.

El estudio que maneja el Ejecutivo luso, Guía del mercado laboral 2018, de la consultora Hays, da algunas pistas sobre los factores que frenan a día de hoy el retorno de estos emigrantes. A la cabeza se sitúan los «valores salariales inferiores» que percibirían, en relación con los que cobran en sus actuales países de residencia (Francia, Alemania o incluso España). Un segundo factor de desmotivación es la «escasa perspectiva de evolución de la carrera profesional».

Con todo, el informe constata que el 78 % de los emigrados portugueses quieren regresar a trabajar a su país de origen, y ese dato es clave para otra serie de medidas que acompañarán a la rebaja fiscal.

Por ejemplo, para los que se decidan a emprender con una empresa o negocio propio, el Ejecutivo luso garantiza un «firme apoyo» en la agilización de procesos burocráticos, acceso a incubadoras y lanzaderas, e intermediación con la banca y sociedades de capital de riesgo para que obtengan financiación.

Capacidad desaprovechada

«Es un desperdicio no aprovechar la capacidad de esta generación llena de mundo y de talento», afirmó Paulo Nunes de Almeida, presidente de la patronal portuguesa AEP.

Esta organización empresarial será la encargada de capitanear el plan de apoyo a emprendedores retornados. Para el éxito de la misión se proponen implicar también a los ayuntamientos, comunidades intermunicipales, centros de investigación y, por supuesto, a las empresas.

Comentarios

Portugal rebajará un 50 % el IRPF a los emigrantes que decidan regresar