El PP se volcará en las andaluzas y pospone los nombramientos para las municipales

Los sondeos del partido apuntan a un «efecto Casado» y sueñan con una alianza con C?s para conquistar la Junta tras 40 años


madrid / la voz

La llamada a urnas de Susana Díaz en Andalucía ha trastocado los planes del PP de cara al nombramiento de candidatos para las municipales y autonómicas que se celebrarán a finales de mayo. La idea de la dirección popular era adelantar todo lo posible estos nombramientos, para que cada candidato disfrutase del mayor tiempo posible para formar su equipo y afrontar la campaña con las mayores garantías, pero con el anticipo electoral en Andalucía, Génova ha decidido que mayo todavía queda lejos y ha dado la orden de «volcarse» para intentar desalojar del poder a Susana Díaz tras más de 40 años de gobierno socialista. Los nombramientos de los candidatos se realizarán entre el día 3 de diciembre, en plena resaca electoral, hasta el 18, 19 y 20 de enero, cuando celebrará su convención nacional.

No se sabe hasta qué punto puede tratarse de una estrategia para no desmoralizar a las tropas incluso antes de que empiece la batalla, pero lo cierto es que la dirección del PP cree que su conquista del poder en Andalucía es posible. Al menos según se desprende de las encuestas internas que manejan. En los últimos cuatro meses, coincidiendo con el cambio de dirección, las curvas azules mejoran. «Hay un efecto Casado», asegura el secretario general, Teodoro García Egea. Fuentes de la dirección admiten que en todos los trackings el PSOE se destaca como el partido más votado, pero que en varios de estos ejercicios demoscópicos se dan las condiciones para que Juanma Moreno Bonilla pueda liderar el Gobierno de Andalucía con el apoyo de Ciudadanos. Las mismas fuentes de Génova hablan de un repunte de entre dos y tres puntos en voto directo que podría incrementarse hasta los cinco en estimación.

Doble caravana en Andalucía

Para tratar de rentabilizar al máximo este «efecto Casado» que reflejan los sondeos internos, el presidente del PP será el primero en volcarse en Andalucía. Durante la precampaña, que se alargará hasta mediados de noviembre, Casado visitará este territorio al menos hasta dos veces por semana; este sábado tiene un acto en Granada. Pero una vez que arranque la campaña oficial, Pablo Casado organizará una caravana en paralelo al candidato popular a la Junta de Andalucía. Será su primer test electoral.

En otro orden, el Congreso rechazó ayer la reforma de la ley electoral propuesta por el PP con la que pretendía garantizar que la lista más votada en cada ayuntamiento pudiese formar gobierno. Casado fue cuestionado en el desayuno informativo organizado por Europa Press en el que participó ayer si permitiría gobernar a Susana Díaz en Andalucía en caso de que liderase la fuerza con mayor número de apoyos, tal y como parece que acabará sucediendo. «Lo que no vamos a hacer es salir a pelear con una mano en la espalda», aclaró el presidente popular, dando a entender que las normas tienen que ser o para todos o para nadie, garantizando a su vez que si dan las cuentas, tratarán de conformar «un gobierno alternativo» al del PSOE.

Esta alianza «alternativa» pasa necesariamente por Ciudadanos. Desde la formación naranja rechazan que vayan a volver a sostener a Susana Díaz en el Gobierno. Admiten que podrían entenderse bien con el PP, aunque confían en el sorpasso al que apuntan algunas encuestas y, así, finalmente ser ellos los que lideren la nueva Junta de Andalucía.

La táctica será similar a la de los populares. Muchos kilómetros de Juan Marín, el candidato, pero una gran presencia de sus dos grandes líderes a nivel nacional: Albert Rivera e Inés Arrimadas, ambos con raíces andaluzas.

Monago advierte del peligro de llevar a independientes en las listas electorales

Aunque la elección de candidatos para las municipales y las autonómicas de mayo ha pasado a un segundo plano, desde la nueva dirección del PP han trasladado en varias ocasiones que su intención es integrar en las listas a algunos independientes. El dirigente del PP en Extremadura, José Antonio Monago, mostró ayer sus dudas a su llegada a la sede de Génova en donde participó en el Comité Ejecutivo Nacional: «Cuidado con el tema de los independientes. Hemos tenido experiencias positivas y no tanto, porque uno al final quiere volar tan independiente, tan independiente, que lo que hace es irreconocible», señaló. El único barón que se ausentó ayer de la cita fue Feijoo, centrado con el techo de gasto en Galicia.

La pesadilla de la caja B vuelve a la realidad de los populares

R. G. / Colpisa

L os peores sueños regresan al PP. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata dio luz verde para que la Sala de lo Penal de ese tribunal abra juicio oral en la causa de la caja B del partido. Con una excepción, las supuestas donaciones en negro de los empresarios porque todavía está en fase de investigación.

Ya no está Mariano Rajoy, está Pablo Casado, pero la pesadilla de la corrupción persiste. La nueva dirección del partido tendrá que gestionar en términos políticos el próximo juicio por la caja B del PP. El juez De la Mata señala en una providencia conocida ayer que después de cinco años está acabada la instrucción sobre los papeles de Bárcenas y se puede enjuiciar la contabilidad paralela del PP en sí misma; el pago en negro de las obras de reforma en la sede nacional del partido en la calle Génova de Madrid; la compra de acciones de Libertad Digital; y el impago del impuesto de sociedades en el ejercicio del 2008.

La investigación consistió, según explica el juez en su escrito, en determinar si «determinadas anotaciones reflejadas en los denominados papeles de Bárcenas constituyen el soporte documental-contable» corresponde a «contraprestaciones en metálico» cobradas por el PP «a cambio de interceder o presionar» para que «los pagadores» de esas comisiones consiguieran «determinadas adjudicaciones de obras públicas». Todo ello se hizo, según el juez, «con absoluta falta de transparencia y respeto de las prohibiciones legales». Ese dinero, se lee en la providencia, tuvo como destino «el pago de retribuciones, complementos de sueldo o compensaciones a personas vinculadas con el PP», así como a la financiación de campañas electorales y el pago de otros servicios.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El PP se volcará en las andaluzas y pospone los nombramientos para las municipales