Harry y Meghan, en el origen de su amor

La pareja ya casada y esperando un hijo volvió a Sídney


Sí, ahí los tienen de nuevo. Echas un vistazo al mundo del cuore y hay miles de rostros esperando atención, pero ¿qué os voy a decir a estas alturas de la película? Como los duques de Sussex no hay ningunos. Harry y Meghan son lo más del momento. Y ayer protagonizaron una imagen que tiene mucho de simbólico. Se tomó en Sídney, la ciudad en la que se mostraron por primera vez al mundo como pareja hace un año. Es decir, que la pareja ya casada y esperando un hijo volvió al origen de todo.

Se trata de la primera etapa de la visita oficial a Oceanía, en la que están embarcados. Durará hasta el 31 de octubre y visitarán las naciones de la Commonwealth de Australia, Nueva Zelanda, Fiji y Tonga. Radiantes como están, seguro que el tour dará grandes imágenes. Se trata de su primera gran gira tras la boda.

Meghan irrumpió especialmente guapa, con una blazer blanca, pantalones negros ajustadísimos y zapatos de tacón. Igual que su marido llevaba la camisa de los juegos Invictus, que se están desarrollando. A los dos se les ve a tope con su amor. Que lo disfruten, porque estas cosas nunca se sabe cuanto van a durar.

Sara carbonero

Tumor benigno. La periodista que protagonizó el beso el televiso del siglo con Iker Casillas hizo un anuncio ayer en su cuenta de Instagram. Reveló que «hace unas semanas» le detectaron un tumor que, tras ser extirpado, resultó ser benigno. «Tras una operación y más o menos diez días después, pude respirar aliviada, porque los resultados dijeron que era benigno», señaló. Con el empuje del Día Mundial contra el Cáncer de Mama aprovechó para lanzar un mensaje: «No todas las mujeres tienen la misma suerte, y hoy me quiero acordar de ellas, de las luchadoras que libran batallas tan duras como la del cáncer de mama». En su perfil también recordó a su amiga María, que falleció hace un año tras luchar contra una grave enfermedad.

Los reyes de España

Paisanos en Asturias. Otros clásicos de mis encadenados son el rey Felipe VI y la reina Letizia. Ayer anduvieron en la aldea de Moal, en Asturias. Se integraron con los lugareños y dieron muestras de un punto campechano que encantó en el pueblo. Los monarcas se convirtieron en los protagonistas del día, cuando participaron en un lanzamiento del bolo vaqueiro. El rey derrumbó la mayoría de las piezas de madera ante el asombro de los vecinos.

Esa imagen del rey jugando al bolo vaqueiro se convirtió en una de las más vistas del día. En su recorrido por la aldea, situada en el concejo de Cangas del Narcea, don Felipe y doña Letizia se han detenido en el prado, donde había cuatro jugadores de bolos que les han invitado a probar suerte. Un día diferente, lleno de sonrisas para la posteridad.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Harry y Meghan, en el origen de su amor