Theresa May sobrevive a otra revuelta conservadora contra sus planes de «brexit» blando


redacción / la voz

«No era una guarida de leones sino una zoo de mascotas». De esa forma tan gráfica confesaba un diputado conservador el enésimo fiasco del ala más dura de los tories para forzar la caída de Theresa May a cuenta de su gestión del brexit.

La cita ayer era en el llamado Comité 1922, un órgano en el que los partidarios de una ruptura contundente con Bruselas podían forzar una votación sobre el futuro de Theresa May si eran capaces de reunir el apoyo explícito de 48 de los casi trescientos legisladores de la formación.

Durante los días previos se llegó a asegurar que hasta 46 diputados conservadores secundaban una revuelta que empujaban desde las sombras el exministro Boris Johnson y muchos otros representantes del sector más populista del partido.

Pero, a la hora de la verdad, esas firmas no aparecieron por ningún lado y May consiguió sobrevivir al enésimo desafío de sus críticos y acabó siendo vitoreada por muchos de sus compañeros tras realizar un discurso «serio, pero emocional» en el que comprometió su firmeza para apostar por una ruptura segura con la Unión Europea y cumplir así con el mandato de las urna.

Pesimismo en la población

Pese a conseguir el respaldo de la mayoría de los diputados conservadores, el liderazgo de May sigue en entredicho a pie de calle. Un 78 % de los británicos se confiesa pesimista sobre la capacidad de la primera ministra, la conservadora Theresa May, de llegar a un buen acuerdo con la Unión Europea sobre el brexit, lo que supone un 8 % más que el mes pasado.

Según una encuesta elaborada por la firma Ipsos MORI, tan solo un 19 % de los encuestados británicos confía en que la premie» alcance un buen pacto con Bruselas, frente al 23 % registrado en el mismo sondeo del pasado mes de septiembre.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Theresa May sobrevive a otra revuelta conservadora contra sus planes de «brexit» blando