Fin de campaña caliente en Brasil: Haddad llama torturador a Bolsonaro

El ultra, pese a su discurso machista, consigue empatar en intención de voto entre las mujeres y acusa al izquierdista de corrupto


Redacción / la voz

El leve repunte en las encuestas del izquierdista Fernando Haddad no basta para frenar el papel de favorito del ultra Jair Bolsonaro. Quizá por ello, el aspirante del Partido dos Trabalhadores (PT) quiso calentar el final de la campaña presidencial que se resolverá mañana en las urnas con un duro ataque, quizá el más contundente de todos, contra el excapitán del Ejército. «Es un torturador», dijo aprovechando su última intervención en televisión vinculando de forma directa a Bolsonaro con algunos de los episodios más negros de la dictadura brasileña.

La hemeroteca no protege precisamente al candidato ultra, que nunca ha ocultado su simpatía por la dictadura militar que gobernó el país sudamericano entre 1964 y 1985, y también prácticas como la tortura. «¡Qué época maravillosa! Usted podía caminar por la calle con seguridad. Su familia era respetada y el policía era policía», dijo Bolsonaro en el 2015. «Estoy a favor de la tortura y tú lo sabes. Y el pueblo también es favorable», manifestó también en 1999, en una polémica entrevista para el programa Cámara Abierta. «El error de la dictadura fue torturar y no matar», apuntó en el 2016 el candidato ultraderechista, en una entrevista para la radio Jovem Pan.

Quienes vivieron las torturas de la dictadura militar señalan que el ascenso de Bolsonaro es doloroso. «Estamos estupefactos frente a un candidato que sale de las tumbas de la terrible dictadura que se vivió en este país. Bolsonaro devuelve a la ciudadanía los sentimientos más atrasados, perversos, conservadores y fascistas que esta sociedad tiene en su historia», explicó Vera Vital Brasil, torturada en Río de Janeiro durante la dictadura.

Pero nada parece separara al aspirante ultra de su hoja de ruta. Bolsonaro se deshace en elogios hacia las fuerzas del orden e insiste en que la seguridad y el empleo son sus prioridades. El Ejército, la institución más valorada de Brasil, no oculta sus simpatías por el que fue uno de los suyos. Y un sector de la población tampoco oculta un recuerdo favorable a esa etapa.

Vínculos de Lula

Quizá por ello, Jair Bolsonaro prefiere poner el dedo en la llaga por la que más supura su adversario. El ultraderechista cerró su campaña atacando a Fernando Haddad, denunciando de nuevo la corrupción durante la gestión de Luiz Inácio Lula da Silva.

«Soy una amenaza para los corruptos», declaró Bolsonaro en su último espacio de propaganda televisivo, en el que usó vídeos con confesiones ante la Justicia de algunos líderes del PT de Lula sobre prácticas corruptas. En uno de ellos, el exministro de Hacienda Antonio Palocci da detalles sobre escándalos que salpicaron a Lula, quien está en la cárcel por corrupción y fue sustituido el mes pasado por Haddad como aspirante presidencial.

«La corrupción es una plaga que saca la comida de la mesa, que saca a los niños de la escuela» y que impide el desarrollo de un país, afirma un locutor en el espacio propagandístico y reitera que Haddad «fue a la cárcel a pedir la bendición de Lula» para ser candidato.

La propaganda de Bolsonaro insistió en que el PT «financió a dictaduras» como Venezuela y ahora «propone cambiar la Constitución», como «hizo Nicolás Maduro» en aquel país.

Apoyo masculino

Según la última encuesta, difundida el jueves por la firma demoscópica Datafolha, Haddad ha recortado diferencias con Bolsonaro de cara a los comicios del domingo, pero aun así este ganaría con un 56 % de los votos, frente al 44 % que obtendría su adversario.

Entre los datos de ese sondeo destaca que el ultra, considerado un machista, consigue igualar en intención de voto entre las mujeres con su adversario, mientras que arrasa entre los varones, con casi veinte puntos de ventaja sobre Fernando Haddad.

Steve Bannon se suma a los apoyos del candidato ultraderechista

Steve Bannon, el exasesor político de Donald Trump, expresó este viernes su apoyo a Jair Bolsonaro de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. «El capitán Bolsonaro es un patriota brasileño y creo que un gran líder para su país en este momento histórico», manifestó Bannon en un texto enviado a Reuters. Steve Bannon, una figura clave en la campaña de Trump y su principal estratega político ya en la Casa Blanca, fue perdiendo peso en el convulso entorno del magnate neoyorquino hasta que en agosto del 2017 se consumó su despido por razones que aún no están claras. Antes de sumarse al equipo de Trump era el editor jefe de la web ultraconservadora Breitbart News y ahora trabaja en la difusión de un ideario ultraconservador a ambos lados del océano Atlántico.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Fin de campaña caliente en Brasil: Haddad llama torturador a Bolsonaro