La represión en Venezuela y Nicaragua copa la agenda de la Cumbre Iberoamericana en Guatemala

La reunión pretende establecer una hoja de ruta hacia los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas para el 2030

El canciller de Nicaragua, en la IV Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Conferencia Iberoamericana
El canciller de Nicaragua, en la IV Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Conferencia Iberoamericana

BOGOTÁ / E. LA VOZ

La Cumbre Iberoamericana parece haber sobrevivido al descrédito del multilateralismo en la comunidad internacional en los últimos años. Ayer comenzó en Antigua, Guatemala, la 26.ª edición de la reunión de los jefes de Estado y ministros de Exteriores de América Latina, España y Portugal, con la presencia de Felipe VI y Pedro Sánchez.

La cumbre, cuyo objetivo este año es fijar una hoja de ruta común para conseguir satisfacer, en el 2030, los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, estuvo, sin embargo, marcada por los grandes movimientos migratorios en toda la región y sobre los cuales se firmará una posición conjunta.

Más de dos millones de venezolanos han dejado su país debido a la crisis política, económica y social, mientras que ayer mismo comenzaron a llegar a Tijuana los mayores grupos de la caravana de migrantes centroamericanos, conformada por unas 6.000 personas que huyen de la pobreza y la violencia.

Al menos otras 40.000 personas han dejado Nicaragua y se han refugiado en Costa Rica, por miedo a la represión del Gobierno de Daniel Ortega tras las protestas que han dejado al menos 322 muertos desde abril, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Protestas en la calle

Precisamente, la presencia del presidente y exguerrillero es una de las mayores polémicas de la cumbre. Decenas de nicaragüenses se concentrarán hoy para expresar su repulsa a la asistencia del mandatario a la cita. Consideran su Gobierno como una dictadura. «Si Ortega viaja a la cumbre iberoamericana pretendiendo limpiar su marca de dictador, algunos ya nos estamos autoconvocando para inundar Antigua [Guatemala] con las fotos de los muchachos a los que arrebató la vida y con los nombres de todos los presos a los que tortura», escribió en sus redes sociales la hijastra del presidente, Zoilamérica Narváez, que acusó hace años al líder nicaragüense de violación.

Los expertos en política nicaragüense destacan que Ortega intentará vender la idea de que su régimen ha sido víctima de un golpe de Estado.

También la situación en Venezuela será un tema central de la cumbre, que finaliza hoy. Todo apuntaba ayer a que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, no asistiría a la cita, aunque no se descartaba su llegada en el último minuto, como sucedió en la Asamblea General de la ONU.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La represión en Venezuela y Nicaragua copa la agenda de la Cumbre Iberoamericana en Guatemala