El fuego sitia San Francisco

Cierran colegios, tres aeropuertos y hospitales, además de obligar a la población civil a usar mascarillas para respirar. La cifra de desaparecidos se eleva a 1.000


nueva york / corresponsal

Una semana después de que las llamas comenzasen a devorar California, la desesperación sigue instalada entre los miles de afectados. «Quiero que entiendan que el caos con el que estamos lidiando es extraordinario», explicó el alguncil del condado de Butte, Kory Honea.

Sus palabras cayeron como un jarro de agua fría tras elevar la cifra oficial de desaparecidos a 1.000 personas. Hace dos días, la lista rondaba los 300. A medida que crece el número de desaparecidos también lo hace el de fallecidos. Las autoridades del norte del estado, donde arde Camp Fire (el fuego más mortal de la historia de California), confirmaron el hallazgo de otros siete cadáveres; la cifra total de víctimas mortales se eleva a 74.

El departamento de bomberos californiano aseguró que el 40 % de las llamas de Camp Fire están bajo control pero la alerta «sigue activa». «Seguimos combatiendo el fuego», confirmó el jefe del cuerpo, Ken Pimlott, con evidente cansancio y preocupación. Fue él quien confirmó que Paradise, la localidad más afectada, tendrá que ser «totalmente reconstruida». A los dos fuegos activos se suman el de Hill, también en Ventura y ya bajo control, y el de Morgan, en el condado de Contra Costa muy cerca de San Francisco y cuyo humo y cenizas, además de las motivadas por Camp Fire, rodean toda la bahía. Es por ello que las autoridades cerraron por seguridad varios aeropuertos, colegios y las tres universidades estatales del área, la de San Francisco, la de San José y la del este de la bahía. También se obligó a la población a llevar mascarillas de protección, especialmente en el caso de niños y ancianos. El departamento de gestión de calidad del aire calificó la situación de «muy mala para la salud» porque las partículas contenidas en el humo pueden acumularse en los pulmones y dañar gravemente el sistema respiratorio.

Visita de Trump y polémica

El presidente de Estados Unidos Donald Trump visitará durante el día de hoy varias de las zonas golpeadas por la tragedia acompañado del gobernador de California, Jerry Brown, y del secretario de Interior Ryan Zinke.

Trump se reunirá con las personas afectadas por los incendios y que han visto cómo sus recuerdos han quedado reducidos a cenizas. El mandatario desató una nueva polémica la pasada semana al atribuir los fuegos a «una absoluta mala gestión» de las autoridades californianas y amenazar con cancelar futuras ayudas federales. A pesar de la advertencia, el republicano aprobó una declaración de emergencia que ofrece a las zonas afectadas suministros de ayuda, transporte y soporte aéreo.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El fuego sitia San Francisco