Tormenta política por el wasap del portavoz del PP en el Senado para controlar el Supremo «desde detrás»

Ignacio Cosidó envió un mensaje a sus senadores tras el pacto con el Gobierno para renovar el Consejo General del Poder Judicial


Cascada de reacciones a la tormenta política desencadenada a raíz de la revelación del mensaje de Whatsapp del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, a los senadores populares en el que aseguraba que controlarían «la sala segunda -del Supremo- desde detrás», tras el pacto con el Gobierno para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Cosidó envió un mensaje el sábado por la noche a sus senadores explicando que el PP lograría nueve vocales más el presidente en el CGPJ, frente a los once del PSOE, y «además controlando la sala segunda desde detrás» -según desveló El Español- en referencia a la Sala de lo Penal, competente para enjuiciar los casos que afectan a aforados, y «presidiendo la Sala del 61», la encargada de asuntos como ilegalización de partidos políticos.

Pide «disculpas»

Ignacio Cosidó ha negado hoy haber defendido ante su grupo el pacto con el Gobierno, pero, ha dicho, la redacción del mensaje interno de Whatsapp «no es la más afortunada», y ha pedido «disculpas» por el lenguaje «coloquial» empleado en el texto.

El jefe de filas del PP en el Senado ha asegurado que solo quería aclarar que la elección como presidente del CGPJ de un magistrado prestigioso como Manuel Marchena facilitaría acuerdos unánimes. «Un presidente gran jurista con muchísima experiencia en el Supremo, que prestigiará el TS y el CGPJ, que falta le hace, con una capacidad de liderazgo y auctoritas para que las votaciones no sean 11-10 sino próximas al 21-0».

Cosidó, exdirector general de la Policía, está convencido de que se ha puesto en marcha una «campaña» contra él basada en informaciones que «en muchos casos» no son ciertas ni «rigurosas» para tratar de implicarle en el caso del comisario José Manuel Villarejo.

Cese urgente por el «pasteleo»

Podemos, Ciudadanos y ERC se han pronunciado ya sobre los mensajes de texto de Cosidó, y reclaman una respuesta del PP.

La formación morada urge «no solo que dimita como portavoz en el Senado, sino que también deje el acta», según ha manifestado el secretario de Organización y Acción de Gobierno, Pablo Echenique. En la misma línea, ERC considera que existe un «mercadeo» sobre la composición del CGPJ que supera, a su juicio, el límite de lo que es tolerable y que evidencia la falta de independencia judicial en tribunales como el Supremo, que próximamente debe juzgar a los líderes independentistas encausados. Por ello, la portavoz de los republicanos, Marta Vilalta, pide también el cese del popular, porque, a su entender, «en cualquier Estado democrático esta persona ya hubiera dimitido».

Por su parte, la portavoz de la Ejecutiva nacional de Ciudadanos y líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, exige «explicaciones inmediatas» al presidente del PP, Pablo Casado. «Este es el pasteleo que ha habido detrás, es una auténtica vergüenza», subraya Arrimadas, quien sostiene que lo que dice Cosidó es «gravísimo» porque «pone en jaque la credibilidad de la Justicia española».

Comentarios

Tormenta política por el wasap del portavoz del PP en el Senado para controlar el Supremo «desde detrás»