Gibraltar critica la postura de España ante el «brexit»: «Contribuye muy poco a construir la confianza»

El ministro de Exteriores pide al Reino Unido que deje claro que las negociaciones sobre el peñón quedan fuera del ámbito de la UE

Josep Borrell, hoy en Bruselas
Josep Borrell, hoy en Bruselas

Redacción / Efe

El ministro español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, reconoció este lunes la dificultad para reabrir el acuerdo sobre la retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE) e incluir aclaraciones sobre Gibraltar, tras reunirse con el jefe negociador europeo para le brexit, Michel Barnier.

«Barnier defiende que, una vez que ha conseguido estabilizar un texto, no se toque», indicó Borrell en una rueda de prensa al término de un Consejo de ministros comunitarios recogida por la agencia Efe.

España reclamó este lunes aclaraciones tras considerar «ambiguo» el artículo 184 del borrador del acuerdo sellado el pasado martes por Londres y Bruselas, que habla de la negociación y aplicación de acuerdos entre la UE y el Reino Unido más allá del fin del periodo de transición tras el brexit, para el que «no hay una fecha fija».

El ministro pidió diferenciar, por un lado, ese acuerdo de retirada de la declaración política que sienta las directrices para negociar la futura relación con el Reino Unido, que aún está elaborando la Comisión Europea.

Preguntado por si espera aclarar las dudas en la declaración política sin tener que «tocar» el acuerdo cerrado por Barnier, Borrell confesó que «no puedo contestar con un sí o un no, porque depende de cómo sea el texto de la declaración política». «Pero en nuestra opinión es necesario levantar ambigüedades que se han puesto de manifiesto», señaló.

Borrell insistió en que «tiene que quedar claro, tanto en el acuerdo de retirada, que es derecho primario de la Unión, como en la declaración política», el asunto gibraltareño. «Tiene que quedar claro en ambos sitios y en su conjunto, sin entrar en contradicciones, que para la relación futura de la UE con el Reino Unido las negociaciones sobre Gibraltar son negociaciones aparte y en ellas tiene que dar su acuerdo el Gobierno de España», especificó.

Según Borrell, «no prejuzgamos de qué manera, pero de una manera u otra tiene que estar claro», que «no quede duda de que en el futuro, cuando se negocie sobre Gibraltar, sea una negociación sobre la que España tiene que dar su acuerdo».

El ministro afirmó que, tras el encuentro de este lunes con Barnier, quien a su juicio ha hecho su trabajo «lo mejor que ha podido», «España sigue manteniendo las dudas» sobre el mencionado artículo, que según dijo ha sido incluido «por iniciativa británica». «Está claro que aflora una discrepancia de fondo con el Reino Unido acerca de cómo se van a desarrollar las negociaciones con Gibraltar en el futuro», comentó.

Desde su punto de vista, el asunto «debería estar resuelto antes del domingo o que no tuviera lugar la reunión del domingo», dijo en referencia a la cumbre de líderes europeos convocada de forma extraordinaria para que den respaldo al acuerdo y a la declaración.

«No podemos aprobar el acuerdo hasta que no conozcamos el texto de la declaración política sobre la relación futura. Si están relacionados, queremos conocer cuál será esta relación», apuntó, a la vez que consideró que «no podemos juzgar el conjunto si no conocemos todas las partes».

Borrell indicó que España está «de acuerdo» con los servicios jurídicos de la UE sobre la interpretación del artículo en cuestión, pero pidió «que no se la lleve el viento y quede plasmada en un texto al que se pueda hacer recurso jurídicamente». «Que esté blanco sobre negro sin que pueda levantar dudas de forma permanente», resumió.

«En los próximos días veremos cómo se desarrollan los acontecimientos en el marco de esta declaración política», concluyó.

Bruselas se plantea prolongar dos años, hasta el 2022, la transición del «brexit»

Íñigo Gurruchaga
Dominic Raab
Dominic Raab

Dominic Raab dice que dimitió porque fue engañado en la última negociación

Mientras en el Reino Unido prosigue la polémica por los términos del brexit y el acoso a la primera ministra, Theresa May, que se juega su futuro durante la semana entrante, desde Bruselas se abre una puerta a que el período de transición hasta la marcha definitiva de la UE de los británicos se prolongue dos años más allá de lo previsto, hasta finales del 2022. Fuentes diplomáticas informaron ayer de que esta propuesta, planteada por Michel Barnier, negociador de la UE para el brexit, ha sido bien acogida por los embajadores de los 27, reunidos ayer en Bruselas, pero que deberá ser aprobada en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará el próximo domingo para ratificar el acuerdo preliminar alcanzado entre Londres y la UE.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Gibraltar critica la postura de España ante el «brexit»: «Contribuye muy poco a construir la confianza»