Cambio climático: Doce años más de gracia

Un estudio prevé que el derretimiento del hielo de la Antártida aminorará la velocidad del cambio climático

El deshielo lanzará ingentes cantidades de agua dulce al océano
El deshielo lanzará ingentes cantidades de agua dulce al océano

redacción / la voz

Increíblemente, nadie lo había tenido en cuenta. Pese a la evidencia del calentamiento global y su incidencia sobre el deshielo de las grandes masas de los polos, la liberación de esa descomunal cantidad de agua dulce solo se había calculado en función de su incidencia sobre el aumento del nivel del mar, no sobre la velocidad del propio calentamiento. Pues bien, unos científicos de la Universidad de Arizona sí han tenido en cuenta esa variable y han alcanzado una conclusión sorprendente: Toda la Tierra seguirá calentándose, pero la atmósfera lo hará más lentamente porque la mayor parte del calor quedará atrapado en el océano: «El calentamiento no será tan malo como creíamos, pero el aumento del nivel del mar será peor», afirma Ben Bronselaer, uno de los autores de este estudio que publicará la revista Nature. De hecho, ya se puede consultar en su edición digital.

Según los modelos desarrollados hasta el momento, la temperatura global de la Tierra habrá aumentado dos grados en el año 2053. Sin embargo, con las variables introducidas por estos investigadores, ese aumento de dos grados no se concretará hasta el año 2065. Es decir, que de validar estos nuevos cálculos disfrutaremos de doce años más de gracia. La razón hay que buscarla en la capa de hielo que se derrite. Esta actúa como una especie de tapadera en las aguas que circundan la Antártida y frena la liberación de calor: «Es la primera nueva respuesta identificada sobre el clima en los últimos veinte años», declara otra de las científicas participantes en el estudio, Joellen Russell, citada por Europa Press.

En lo que respecta al nivel del mar, de acuerdo con este estudio de la Universidad de Arizona, el modelo proyecta que, hasta el año 2100, el aumento podría ser de hasta 25 centímetros por encima de los 76 que se preveían hasta ahora. Si viven cerca de la orilla, ya pueden ir haciendo sus cálculos.  

Más lluvias

El estudio que ha modificado las previsiones del calentamiento incorpora otro dato a tener en cuenta: el deshielo de la Antártida modificará los regímenes de precipitación en el mundo y desplazará hacia el norte el cinturón tropical de lluvias. Habrá más humedad en el hemisferio superior y más sequía en el sur.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cambio climático: Doce años más de gracia