Las claves para seguir el juicio en el que Pablo Ibar se juega la vida

M. Ballesteros REDACCIÓN

ACTUALIDAD

LA VOZ - TATIANA LOPEZ

Un tribunal de Fort Lauderdale (Florida) acoge desde este lunes un nuevo proceso contra el reo, que ha pasado 16 años en el corredor de la muerte por tres asesinatos que asegura no haber cometido

26 nov 2018 . Actualizado a las 18:13 h.

Dieciocho años después de ser condenado a muerte y tras un largo y tortuoso proceso de alegaciones, Pablo Ibar tiene desde este lunes una oportunidad de salvar la vida.  El reo, nacido en Estados Unidos de padre español y madre cubana, vuelve al banquillo tras pasar 16 años en el corredor de la muerte y lograr, en el 2016, que el Tribunal Supremo de Florida ordenase repetir su juicio. Lo hace esperanzado, pero lleno también de inquietud. «Está nervioso, porque la Fiscalía va literalmente a matar», asegura el portavoz de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar, Andrés Krakenberger, en declaraciones al Canal 24 Horas de TVE.

Krakenberger no exagera porque el Ministerio Público, cuyas pruebas fueron consideradas «débiles» y «escasas» en el fallo que ordenó repetir el juicio, vuelve a pedir para Ibar la pena de muerte, aunque, según la defensa del español, no aporta más evidencias en este nuevo proceso. Estas son algunas claves para seguir el juicio, que está previsto que se prolongue hasta enero del 2019:

¿Cómo llegó Pablo Ibar al corredor de la muerte?

Ibar, que tiene 46 años y ha pasado 24 de ellos en prisión, fue condenado en el año 2000 por los asesinatos en junio de 1994 de Casimir Sucharski, dueño de un local nocturno, y dos de sus bailarinas, Sharon Anderson y Marie Rodgers. Los cadáveres fueron encontrados en la vivienda de Sucharski, en la localidad de Mirarmar (Florida), y en agosto de ese año fueron acusados de los crímenes Ibar y Seth Peñalver. A ambos se les impuso la pena capital.