Los presos del «procés» Sànchez y Turull inician una huelga de hambre

Se trata de la primera medida de protesta que llevarán a cabo los siete dirigentes independentistas encarcelados en la prisión de Lledonert


Redacción / Efe

El expresidente de la ANC y diputado de JxCat, Jordi Sànchez, y el también diputado de esta formación y exconseller Jordi Turull han comunicado a la dirección del centro penitenciario de Lledoners (Barcelona) que hoy inician una huelga de hambre, según fuentes penitenciarias.

La comunicación de Sànchez y Turull es la confirmación del anuncio del inicio de una serie de protestas de los independentistas presos con el objetivo de mantener e incrementar la presencia internacional de sus reivindicaciones, según ha explicado la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. Los siete independentistas que se encuentran presos en la cárcel de Lledoners (Barcelona) han exhibido hoy unidad en una fotografía realizada en el interior del centro penitenciario.

 Los independentistas presos quieren denunciar su situación y exigir al Tribunal Constitucional que conteste a sus recursos, con el fin de que, si son desestimados, puedan acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Precisamente con el objetivo de dar a conocer las nuevas medidas que los políticos encarcelados han decidido llevar a cabo, personas del entorno de los presos, entre las que se encuentra el abogado Jordi Pina, que representa a Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, ha convocado hoy una rueda de prensa. Según esta convocatoria, su objetivo es «denunciar la falta de imparcialidad de la justicia española».  

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha señalado hoy que «se puede respetar la decisión personal» de los líderes independentistas presos que han iniciado una huelga de hambre, pero ha dicho que todos son iguales ante la ley y que cuentan «con las garantías de la Justicia y de un Estado de derecho» como es España, informa Efe. Y ha puntualizado que el Ejecutivo «no toma ninguna decisión al respecto» porque los reclusos catalanes están «en el ámbito de otro poder que es el judicial», y ha insistido en que «contarán con las garantías que todos los ciudadanos tienen, sea cual sea su situación, independientemente de las decisiones personales que adopten».

Pedro Sánchez: «Tendrán un juicio justo»

Desde Argentina, donde se celebró el G-20, el presidente del Gobierno ha garantizado hoy que los dirigentes independentistas que están en prisión tendrán un juicio justo porque España es un Estado de derecho y ha rechazado la iniciativa de algunos de ellos de iniciar una huelga de hambre. El jefe del Ejecutivo ha insistido en su mensaje a los dirigentes independentistas de que no se debe politizar la justicia ni judicializar la política. En la rueda de prensa que ha ofrecido al término de la cumbre le ha pedido además al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que no «pierda las formas» después de que este haya descartado reunirse con él el próximo 21 de diciembre. Ese día se celebra en Barcelona el Consejo de Ministros y el presidente adelanta que se aprobarán medidas de relevancia.

Desde Barcelona este sábado Quim Torra apoyaba a los presos soberanistas. En un comunicado hecho público esta mañana se unía a la denuncia de lo que considera una estrategia de «dilación» del Constitucional. Torra afirma que «el Poder Judicial español está cometiendo una de las peores barbaridades que se han visto en Europa en los últimos años». «La falta de imparcialidad ideológica de la Justicia española y el sistema de elección de la cúpula del Poder Judicial han sido motivo de preocupación del Consejo de Europa -asegura Torra- y de muchos países europeos». En su opinión, «la imagen y el prestigio de la Justicia española han tocado fondo entre la comunidad internacional».

 Reacciones 

La CUP también ha expresado su apoyo a la huelga de hambre anunciada por los dirigentes independentistas presos a través de su cuenta de Twitter. «Damos apoyo a todas las formas de lucha política ante la excepcionalidad y la represión. Con la huelga de hambre para denunciar el juicio político y con todas las presas y exiliadas políticas», ha subrayado la CUP en su tuit.

La dirigente de la CUP y exdiputada en el Parlament Mireia Boya, también desde Twitter, se ha solidarizado con los presos: «Apoyo incondicional y todo el respeto hacia Jordi Sànchez y Jordi Turull, que hoy empiezan una acción de protesta política, desobediente, no violenta y contundente, como es una huelga de hambre. Defienden los derechos de todos».

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau también ha apoyado la huelga de hambre de los líderes independentistas. Como recoge EFE, Colau ha colgado un mensaje en Twitter en el que enlazaba una noticia sobre Sànchez y Turull y aseguraba «Todo mi apoyo a la denuncia que hacen los presos políticos: bloquear los recursos para impedir la actuación de los tribunales europeos es un abuso inadmisible»,

«Un Tribunal Constitucional que actúa de esta manera está poniendo en riesgo los derechos de toda la ciudadanía», advierte Colau, que incluye en su mensaje una etiqueta pidiendo la libertad de «los presos políticos».

Marchena rechaza apartarse del juicio por el 1-O y proclama su independencia

mateo balín

Argumenta que la imparcialidad de un juez ha de vincularse a sus propios actos y no depender de la opinión de terceros

El magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena se niega a abandonar la causa del desafío independentista catalán y rechaza las recusaciones presentadas por los procesados, por su supuesta imparcialidad tras la polémica abierta por los wasap del portavoz popular en el Senado, Ignacio Cosidó. Marchena, que además de presidir la sala será el ponente de la sentencia, rebatió ayer la petición de que se le apartara, porque «carece de todo interés directo o indirecto» en este procedimiento. Negó, además, que la opinión de un tercero que no está personado en la causa sea motivo para poner en duda su imparcialidad.

Seguir leyendo

Comentarios

Los presos del «procés» Sànchez y Turull inician una huelga de hambre