Andalucía, hacia un escenario de pactos

Nadie cuestiona el triunfo de Díaz ni la necesidad de tejer alianzas electorales, pero la lucha por la segunda plaza y el mano a mano entre PP y Ciudadanos se prevén ajustados hasta el final


madrid / la voz

Algo más de 6,5 millones de andaluces están llamados hoy a las urnas para decidir el futuro político de su comunidad autónoma. Y a tan solo unas horas de que comience el recuento de papeletas que haga caducar todos los pronósticos, las cuatro principales candidaturas solo coinciden en dos aspectos: el PSOE de Susana Díaz será la fuerza más votada y que, sea cual sea el reparto de los 109 escaños que hay en juego, los pactos poselectorales para alcanzar la Junta serán imprescindibles.

La gran favorita en todas las quinielas de cara a sacar adelante una futura investidura es la candidata del partido que lleva cuatro décadas gobernando. Además de ser la más votada, Susana Díaz tiene la posibilidad de mirar a izquierda y derecha para encontrar esa muleta que le permita volver a entrar en el palacio de San Telmo. Durante la campaña, nadie se pronunció por la labor. Y mucho menos Ciudadanos, que rechazó por activa y por pasiva volver a facilitar un gobierno socialista. Por otra parte, y aunque se ve como una posibilidad extremadamente remota, lo cierto es que nadie se atreve a descartar por completo que la suma de escaños en la derecha alcance para destronar al PSOE. «Existe una posibilidad de carambola», admitía una fuente de la dirección popular en la recta final de campaña.

Díaz ganará y los pactos serán necesarios, pero salvo estas dos constantes que asoman en las encuestas internas que manejan todos los partidos, se presentan multitud de incógnitas que no quedarán resueltas hasta bien entrada la noche. La principal, quién será el vencedor en esa encarnizada batalla por la medalla de plata en la se encuentran inmersos el PP, Ciudadanos y Adelante Andalucía, la marca con la que concurre Podemos en coalición con Izquierda Unida. Los tres llegan extremadamente igualados. Otro de los puntos de mayor interés está en ese mano a mano particular entre Pablo Casado y Albert Rivera por liderar el centroderecha. ¿Resistirá el PP? ¿Serán los naranjas capaces de lograr el sorpasso?

La amenaza de Vox

Por último, todo apunta a que los ultraderechistas de Vox transformarán parte del ruido en escaños, pero existen multitud de dudas acerca de la fuerza con la que conseguirán acceder al Parlamento autonómico, si con un representante o hasta con seis, como se desliza en algunos sondeos internos.

Las andaluzas de este domingo no dejan de ser unas elecciones autonómicas, pero a nadie se le escapa que marcarán un antes y un después en la política española. En primer lugar, porque abren un nuevo ciclo electoral. A la vuelta de la esquina están las municipales, autonómicas y europeas de finales de mayo. Y quién sabe lo que pueda pasar con Cataluña y las generales. Puede que no lo sepa aún ni el propio Pedro Sánchez, que estudiará bien a fondo los resultados de hoy para decidir el momento más propicio para disolver las Cortes. Por otro lado, serán los primeros comicios desde que el secretario general socialista conquistó la Moncloa y también los primeros desde que Pablo Casado llegó a Génova.

También se da la circunstancia de que ninguno de los cuatro candidatos a la Junta es del agrado de las direcciones nacionales, pero han tenido que apechugar: Sánchez a Díaz, presidenta y líder absoluta del PSOE-A; Casado al sorayo Juanma Moreno, por falta de tiempo; Rivera a Marín, porque no hay otro; e Iglesias a Teresa Rodríguez, quien en las primarias de Podemos se impuso con holgura a la candidatura oficialista. Todo este desaguisado en los partidos dificultará la lectura estatal de los resultados.

PSOE

En clave andaluza. Los socialistas dan por hecho que perderán alguno de sus 47 diputados, pero confían en que solo sean un par de ellos, y no hasta 12, como deslizan los sondeos más pesimistas. Para ello Díaz ha planteado una campaña en clave absolutamente andaluza, en la que Sánchez solo ha cruzado Despeñaperros en dos ocasiones.

PP

A defender la segunda plaza. Otros que también asumen que cederán varios de sus 33 diputados, ya que en los anteriores comicios C’s llegó tarde a la cita. Pablo Casado se ha tomado estas elecciones como su primera gran prueba de fuego. En consecuencia, se ha volcado en Andalucía con todo su partido. Casado optó por una campaña en clave nacional. En la rama gallega del partido desconfían de que esto tenga buenos resultados. «A los andaluces hay que hablarles de Andalucía», defiende un alto cargo del PP gallego. Cualquier cosa que sea quedar por encima de Ciudadanos será un éxito.

Ciudadanos

A por la plata. Ciudadanos aumentará su representación de forma considerable. A nadie se le escapa. En esa pugna que tienen con el PP por liderar el centroderecha, los de Rivera también han planteado la campaña en clave nacional, con mucho protagonismo del desafío secesionista en sus discursos. El objetivo: adelantar a los populares.

Adelante Andalucía

Rechazo. Podemos e IU se han coaligado en Adelante Andalucía con Teresa Rodríguez de candidata, quien apostó por una campaña andaluza. Afirma que no entrará en un Gobierno socialista.

Planes en familia y paseos por la playa para la jornada de reflexión

f. b.

La jornada de reflexión transcurrió como marcan los cánones y la ley electoral: sin sobresaltos.

La candidata socialista, Susana Díaz, pasó el sábado en familia. Compartió en las redes imágenes con su marido y su hijo de 3 años disfrutando de un columpio en un parque sevillano.

El cabeza de lista de los populares, Juanma Moreno, también se decantó por un plan familiar en la capital andaluza, en donde el viernes cerró la campaña. Tras acudir al cine con sus hijos, regresó por la noche a Málaga, donde reside y desde donde seguirá la noche electoral.

De paseo por la playa

La representante de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, compartió en las redes una instantánea en la que aparece paseando por una playa de Torremolinos (Málaga) junto a su compañero de coalición, Antonio Maíllo, de Izquierda Unida.

Por último, el candidato de Ciudadanos a la Junta, Juan Marín, dedicó el día a disfrutar de su familia en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, de donde es natural.

vox

Entrar en juego. La formación liderada por Santiago Abascal decidió presentarse a última hora, lo que obligó al PP a derechizar su discurso. Las encuestas le dan entre uno y seis diputados.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Andalucía, hacia un escenario de pactos